lunes

El bar de Paco Gordillo.


 

El bar de Paco Gordillo.

 

Jaime Parra no difería del común de la gente, pero el destino le tenía preparada una trampa de la que nunca se iba a olvidar y a la que jamás le encontró explicación.

 

Manejaba a gran velocidad, la música a todo volumen y el vodka a su lado, bebía tratando de calmar una sed que lo agobiaba. Se detuvo a un costado de la ruta, bajó y buscó en el baúl otra botella, no encontró nada, las había consumido todas.

Volvió al coche, ya encontraría algún lugar donde reponerlas. 

De pronto, se desató un  fuerte vendaval de viento y lluvia, la visión era imposible, a la borrachera se le sumaba la cortina de agua que lo mareaba y parecía envolverlo al igual que una capa, blanca y transparente.

Como salido de la nada apareció un pueblo. Al acercarse y bajar, noto que ya no llovía, observaba el cielo, sorprendido por lo rápido que el clima había cambiado.

 Fue derecho al primer local que apareció ante sus ojos. “El bar de Paco Gordillo” se leía en un cartel iluminado. Compró varias bebidas. Al pasar a pagar por la caja y controlar el dinero del vuelto, notó que no era dinero real.

—¿Qué es esto?—dijo haciendo flamear los billetes.

—Dinero, ¿no lo ve…?—respondió el hombre con un gesto hosco.

—No sirve, no son pesos, es dinero falso —dijo alzando la voz.

Discutieron. Intentó golpear al cajero.

Un policía se acercó al ver la discusión, controló el dinero y le dijo:

—Señor su dinero es bueno, de qué se queja….

Gritó tanto que el policía debió subirlo al móvil y llevarlo a la comisaria. Durmió la mona hasta el día siguiente, al despertar y ver que estaba en una celda se sorprendió, su cabeza era un caos, no recordaba nada de lo sucedido la noche anterior. Los policías le explicaron el escándalo que había provocado cuando intentaron ayudarlo, él no entendía las palabras de los oficiales que lo escuchaban con pena, creyeron que estaba con sus facultades mentales alteradas,  quería convencerlos de algo que ni sabía explicar.

—¿Y mi auto?

—¿Qué auto? — respondieron los dos policías que lo miraban extrañados.

 

Dejo atrás la comisaría. En estado de furia recorrió el pueblo, pero su coche no apareció y el bar en el que había comprado las bebidas, tampoco. Preguntó a los vecinos, que lo miraban con desconfianza, nadie conocía “El bar de  Paco Gordillo”

Se preguntaba cómo regresaría a Buenos Aires sin auto.

Volvió a la comisaría y habló con los policías, les explicó su situación.

—Señor —le dijo el oficial—anoche usted estaba muy borracho, seguramente imaginó lo sucedido, su auto  y todo lo que usted relata no sucedió, nosotros lo encontramos durmiendo en la plaza, creímos que era un vagabundo.

No podía creer lo que el oficial le decía.

—Pero… ustedes me sacaron a empujones del negocio y me subieron al coche policial.

El comisario sintió lástima por él, por más que le volvían a explicar no entendía.

Lo acompañaron hasta la terminal, se quedaron a su lado mientras compraba  un pasaje y sólo se retiraron cuando el  micro se perdió a la distancia.

Al llegar a la capital y mientras revisaba los bolsillos interiores de su saco, encontró un puñado de billetes de un país desconocido, eran los mismos por los que había peleado en “El bar de Paco Gordillo”.

Entonces no estoy loco —se dijo— todo aquello sucedió en realidad…

 

Mientras en otra dimensión de un mundo paralelo, varios vecinos discutían sobre quién sería el dueño del coche que dejaron abandonado frente al “Bar de Paco Gordillo”.

 













26 comentarios:

Campirela_ dijo...

Que interesante, siempre pienso que no estamos solos aquí en la tierra que hay otra dimensión paralela a la nuestra. Me gusto la historia, como siempre me haces sentir la letras. Un besazo amiga. Feliz semana.

Susana Moreno dijo...

Muy intrigante. Un beso

Rafael dijo...

Me quedo con esa posibilidad de "un mundo paralelo..."
Un abrazo y feliz día.

Margarita HP dijo...

¡Qué bueno María Rosa! Me ha encantado, ja ja. Ostras, y menos mal, misterio resuelto. ¡Me encanta! Besos :D

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encanta que sitúes el cuento, en la ficción de los mundos paralelos. Cosas se ven hoy. UN abrazo. Carlos

Ester dijo...

Intrigante, solo pensarlo me pone nerviosa, menos mal que es un relato escrito por una creadora de historias estupendas con duende y finales magníficos. Abrazos

Hada de las Rosas dijo...

Que tal, amiga buenas noches ˚*•̩̩͙✩•̩̩͙*˚*
Que intriga, este hombre habra hecho un viaje a la dimension desconocida?
o le estarian haciendo gaslighting? el hombre tenia los pasajes, el coche estaba...
mmmm, misterio sin resolver; es como si hubiera una desconexion entre una dimension y la otra...
Te mando un besote y buen inicio de semana.

J.P. Alexander dijo...

Genial historia me gusta como combinas las dimensiones. Te mando un beso

Vicky Cahyagi dijo...

Great article. I followed your blog now. Thx

Rajani Rehana dijo...

Fabulous blog

Rajani Rehana dijo...

Read my new post

Elda dijo...

Que historia más curiosa, aunque según iba leyendo algo así sospechaba, pero me ha encantado hasta que he llegado al final.
María Rosa, tu imaginación es inagotable, seguro que podrías escribir una novela bien apetecible para el entretenimiento de los que te leyeran.
Como siempre un placer leer tu arte.
Un abrazo y buen día.

Ernesto. dijo...

jajajjajaajjajaja...

Bueno, ya el final de la historia es de antología.

Realmente tienes una capacidad excepcional para historias, pero lo que son los finales, ¡lo dicho! E inesperados!

Abrazo Mariarosa.

Rainbow Evening dijo...

interesting story with intrigues...
love to read it.

Have a wonderful day

Somos Artesan@s de la Palabra dijo...

Me gusto mucho tu historia, sobre todo lo de las dos dimensiones, a veces creo que existe algo así

" R y k @ r d o " dijo...

Uma história muito bem escrita que me deliciou a mente ler..
.
Cumprimentos poéticos.
.
Pensamentos e Devaneios Poéticos
.

Sandra Figueroa dijo...

Yo creo en eso, en que hay otra dimencion paralela a la nuestra y que por algun motivo podríamos pasar de esta a aquella. Me encanto amiga, Saludos y abrazo

José Luis Asensi dijo...

Qué buen e interesante relato. Me ha encantado esa manera en la que has manejado esos mudos paralelos y las situaciones en la historia que has escrito con tanta imaginación
y genialidad.
Muy bueno tu relato.
Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Interesantísima historia, María Rosa. También pienso que cerca de nosotros hay otros mundos. Tu tratas el tema con mucho realismo e inmediatez. Sentimos la desesperación del protagonista, que es para volverse loco, amiga.
Mi felicitación por tus buenas historias y el misterio y maestría con que los tratas.
Mi abrazo entrañable y mi cariño, compañera de letras.

Lu dijo...

Hola hola María Rosa
¡genial historia!
También soy de la que cree en otros mundos y, tal parece leyendo varios comentarios, no soy la única.
Independientemente de creer o no en ellos, en verdad tienes arte amiga para escribir este tipo de historias.
Me encantó la soltura conque relatas a tal punto que podría creerse que ha sucedido en verdad lo que nos cuentas.
Aplausos!!!!!

Beso y ¡buen fin de semana ESCRITORA con mayúsculas!

Anton C. Faya dijo...

Paranormal, parasensacional Mariarosa... Gracias-

Volarela dijo...

Uf, qué gran cuento. Has narrado con total maestría lo que yo muchas veces he imaginado pero no he conseguido narrar. Ese trasvase de mundos, esa confusión que se crea en los mundos cruzados, ese misterio...
Me encanta lo del bar "Paco"... así, tan fresco, tan de cada día...
Aplausos y mi sincera admiración!

Un abrazo grande :)

eli mendez dijo...

Ayyyyyy Maria Rosa!!!Que genialidad!Te digo que mis vecinos se apellidan Gordillo!! jajaja espero que no tengan ningun bar porque alli ya me comienzo a preocupar!!
Esto de los mundos paralelos es sumamente interesante y siento que nosotros sin borrachera de por medio hemos pasado alguna vez por hechos que resultan inexplicablemente conectados , aunque se den otro espacio y tiempo..
Me ha gustado muchiiisiiiiiimo!! Creo que la que tiene una gran maestria eres tu para desarrollar relatos en diversos géneros.. Te luces!!! Besossssss y un precioso fin de semana!!!

José A. García dijo...

Los pesos ya casi que no son una moneda real por lo que es fácil confundirse.

Buen relato.

Saludos,
J.

Laura. M dijo...

Que bueno. Le pasó en realidad lo crean loco y entró en otro mundo.
Buen lunes.
Un abrazo.

Meulen dijo...

Me gustó mucho ...está muy bien hilado como siempre en tus historias.
tiempo atrás escribí un cuento de esos, medio realidad, medio fantasía ...

Un abrazo.

Un milagro de diez minutos.

  La noticia le llegó como un mazazo, su padre se moría y quería verla.   —Los médicos  dijeron que no le queda mucho tiempo—apenas hora...