jueves

Mar.




Hay algo en el mar esta tarde, algo que me obliga a quedarme en su orilla y admirar sus colores que cambian  con el vaivén de las nubes y las  sombran que ellas dibujan, y a pesar del viento que intenta llevarme lejos, escucho que alguien me habla, es el océano, son las olas traviesas que envuelven mis pies y socavan la arena y me hunden, sin moverme.
El mar no puede hablar, ¿por qué lo escucho? Tal vez no son las olas, si ellas hablaran sus palabras serían un rugido de león enfurecido, sin embargo, las voces llegan claras, repiten nombres; que quisiera olvidar. 

El océano crece, la espuma simula cientos de copos de azúcar bailando  a mi lado y el murmullo de las voces se va con ellos. Regreso a otros veranos, con atardeceres como este,  en los que él céfiro enojado levantaba lenguas  de  arena y golpeaba  mi cara, enredaba mi pelo e igual me quedaba venerando al mar, entonces, el  era mi amigo, mi confidente.
Hoy  el mar es una serpiente que me envuelve, traga mis piernas que son espadas clavadas en la playa, no puedo ni quiero moverme. Adónde me llevara tanta quietud.
Una gaviota pasa rasante sobre mi cabeza, su grito me aturde y su vuelo se pierde, su imagen blanca se recorta en el horizonte rojo y gris de la tarde, que se va perdiendo. Yo no puedo irme, sigo hundida con estacas de  arena, tal vez el océano me lleve con él y  su murmullo de caracoles y algas me canten una canción de cuna.





20 comentarios:

MaRía dijo...

El mar siempre nos habla, nos remueve, nos acuna... somos parte de él.escucharlo un privilegio, entenderlo cura el alma

Un abrazo

javier miro dijo...

Tu relato me lleva de inmediato a esos versos de Alfonsina Storni en el poema " Dolor"
Muy bello , un abrazo.

"Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar."

Susana A dijo...

Precioso. Un beso

Elda dijo...

Me he dejado envolver en esa sutil manera de contar las sensaciones a orillas del mar, y me han parecido preciosas las imágenes que has dejado en esta prosa poética llena de encanto.
Felicitaciones por tu forma de trasmitir.
Un abrazo Maria Rosa.

Rafael dijo...

Peo es que el mar habla, no lo dudes, y el rumor de la resaca nos cuenta mil historias.
Un abrazo.

Campirela_ dijo...

El mar con su bravura a veces nos habla otras nos bronca pero respeto siempre hay que tenerle ...sus olas son el preludio de que algo que te va a comunicar , sólo tendrás poner atención a cada brisa , en ella oirás lo que el mar te quiera enseñar..
Bello escrito donde te fundes con el mar , arena y luz.
Un abrazo.

piseth san dijo...

Great article..I am looking so forward to your blogcomment and
I love your page on your post.. That is so pretty..
ดูหนัง

Mari-Pi-R dijo...

Dejarse llevar por los pensamientos e imaginación contemplando tanta belleza, un abrazo.

J.P. Alexander dijo...

Uy buen relato, te deja sorprendida. Te mando un beso

Mirella S. dijo...

El mar siempre trae recuerdos, sensaciones de veranos pasados, a veces alegres, otras no tanto.
Una prosa poética excelente.
Besos, Mariarosa.

Magdeli Valdés dijo...

El mar muchas veces es el receptorio de todas nuestras quejas
y de nuestras alegrías...amén de los sueños

que después de esa catarsi , sea el mar que entregue los sabores más dulces de la sal

besos.

Sandra Figueroa dijo...

El mar siempre nos habla, nos seduce, su canto es mágico e hipnótico para el alma, queriendo llevarnos entre sus olas hasta perdernos en las profundidades para luego vomitarnos en la playa.... Que bello texto.....saludos.

Flor dijo...

Hola de nuevo , la verdad es que el mar , tiene algo que cautiva a la gente ,y más cuando uno va paseando por la orilla de la playa y ve el vaivén de las olas y la espuma blanca , y ese olor a sal , me hiciste soñar , me a gustado mucho amiga mía , te deseo una buena semana , besos de flor.

VENTANA DE FOTO dijo...

Soy de una ciudad del interior, pero siento una especial atracción por el mar...el mar tiene algo que cautiva.

Me encantan sus puestas de sol y esas preciosas luces, que podemos observar en la ocultación del sol.

Besos

Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Sechat Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Precioso el mar que describes. Y también mis piernas son estacas inamovibles de tu blog. Me quedo por aquí. Un abrazo.

Ernesto. dijo...

Una bonita manera de describir el mar y las sensaciones que pueden vivirse en su proximidad...

Y sí, solemos viajar con él y oír sus cantos de sirena.

Abrazo Mariarosa.

maría del rosario Alessandrini dijo...

El mar siempre nos deja pasear por su orilla, otras, si esta enojado nos arrastra a su profundidad, muy bello María Rosa.
Abrazo

Soñadora dijo...

Ese ir y venir del mar nos fascina, nos habla, nos cura, nos renueva, nos acompaña.
Un abrazo!

Margarita HP dijo...

Qué hermoso María Rosa, qué forma más preciosa de definir esos sentimientos y esa relación con el mar. Me he sentido identificada al completo en muchas de tus reflexiones. Feliz verano amiga y muchos besos :D

Rayén dijo...

El mar y su misterioso mundo: las olas, la orilla, la arena, la brisa y sus gaviotas, todo nos evoca recuerdos llenos de nostalgias.
Abrazos.

El mar verde.

Me gusta caminar entre la alfalfa, el aroma de su savia es un perfume que  podría reconocer con los ojos cerrados. Hay una explosió...