sábado

Nene y el ángel.






La Iglesia estaba en silencio. La pequeña Nene no dejaba de observar el cuadro  con la imagen del niño Jesús y la Virgen, los rodeaba un grupo de ángeles de alas muy blancas.  La abuela permanecía de rodillas rezando en voz baja.
—Abuela ese ángel me mira y se burla de mí —dijo Nene.
Doña asunción alzó los ojos y contempló el cuadro de la Natividad.
—Es una pintura Nene, no pueden hacer gestos. Guarda silencio que estoy haciendo mi examen de conciencia.
—Es verdad abuela,  el tercero, me mira y  saca la lengua.
—¡Basta Nene, es tu imaginación, los ángeles son seres puros, no hacen burla y menos desde una pintura, cierra la boca, no me dejas concentrar.
Nene bajó la cabeza y quedó en silencio, pero cada tanto volvía a mirar al ángel. Doña Asunción paso al confesionario y la pequeña quedó sola en la  iglesia.

Cuando la abuela regresó al reclinatorio donde había quedado Nene, no la encontró.
—Nene…— dijo  en voz baja, al no tener respuesta, alzo la voz:
—¡Nene!
El eco repitió el nombre hasta perderse entre las columnas del templo. La niña no aparecía, Doña Asunción recorrió los pasillos, las dos naves y no la halló. Salió por la puerta del costado que daba a un pequeño jardín. Allí encontró a Nene. Despeinada, con las cintas de sus trenzas colgando  y el vestido sucio de tierra.
—¿Qué te ha sucedido? —la abuela no lograba entender lo que veía. Nene no respondió, miraba a un costado y apretaba los puños.
—Nene te estoy hablando, ¿por qué estás  sucia?
Bajó la cabeza y respondió:
—Fue el ángel.
—Basta Nene, no me mientas, ¿vas a decirme que el ángel salió del cuadro para pelearse con vos?
—Si abuela.
—Es muy feo que digas mentiras, cuando lleguemos a casa vamos a hablar con tú mamá de todo esto.

Intentó tomarla de la mano, Nene retrocedió y se largó a llorar, estiró los puños que mantenía cerrados con fuerza, los abrió y sopló;  un puñado  de  plumas blancas,  se elevaron ante los ojos asombrados de la señora Asunción.

28 comentarios:

Rafael dijo...

Es un bonito cuento con ese final tan tierno...
Un abrazo.

Ester dijo...

Estremece un poco, y el final sorprende porque yo tampoco me cría a la niña. Abrazos

yessykan dijo...

Un relato muy bien construido, con esa situación angustiante de la pequeña. Qué sorpresa de la abuela al descubrir que lo que estaba ocurriendo era real!! Una lectura espeluznante, Mariarosa. !Me encanto!
Abrazo

Campirela_ dijo...

Muy buen texto y un final misterioso , desde luego la pequeña tuvo un susto y lo peor que nadie la creyó ..Un fuerte abrazo y feliz noche.

yessykan dijo...

Antes que nada, me alegra saber que te encuentras mejor de salud!
Muy bien tramada la historia, cargada de un misterio sorprendente, en el que tu protagonista queda atrapada en otra dimensión. !Me atrapó por completo el suspenso!
Abrazo!

J.P. Alexander dijo...

Uy que bello cuento me enterneció. Te mando un beso y esperó que estés bien . Te mando un abrazo

Sandra Figueroa dijo...

Muy bonito cuento, hay cosas que no queremos creer pero son ciertas, hay cosas que no todos podemos ver, la niña decía la verdad. Un gusto leerte amiga, espero estés mejor,. Saludos.

Elda dijo...

Fantástico cuento con ese halo de misterio que tan bien le sabes dar a tus escritos.
Un trama estupenda con la que enganchar al lector y un final sorprendente.
Un placer la lectura María Rosa.
Un abrazo y buen domingo.

Susana dijo...

Vaya sorpresa. Un beso

Estrella Amaranto dijo...

Me alegra saber que ya estás mejor de salud y nos regalas preciosas historias como esta, donde la inocencia de la niña hace que la abuela no la tome en serio y luego la realidad la demuestre su error. Gran reflexión para estas fechas venideras.

Un abrazo, María Rosa.

Ernesto. dijo...

Misterio de principio a fin...

Los Ángeles son pillos, en ocasiones, cuando no "Ángeles caídos", tal como relata la iglesia :))))))

Aunque sin tanto "realismo", también experimenté de niño algo parecido en un cuadro. Había un convento de monjas en el que los sábados daban cine para los niños. Generalmente películas de "El Gordo y el Flaco". (Laurel and Hardy).

Había un cuadro en un pasillo con la imagen de Jesús... Según pasaba ante él, la mirada del cuadro me "seguía", es decir, según me iba acercando, ya "miraba", al frente lo mismo, y cuando me alejaba, igual. Nada relevante a día de hoy, pero con 9 o 10 años, llamó mi atención.

Hasta el punto de que se lo comenté a una monja que pasaba por allí en esos momentos... Se sorprendió, sonriendo, y quiso comprobarlo. Yo tenía razón. Demostró sorpresa sin perder la sonrisa y la afabilidad.

Muchos años después, muchos, sigo recordando aquel hecho, sobre todo porque me impresionó si era cierto que descubriese aquel detalle, o, sencillamente, me siguió la corriente.

Tiendo a pensar que fue lo primero, pues si bien el cuadro llevaría años allí, creo que no por ello atraería las miradas de quienes pasaban ante él diariamente.

¡Vaya lo que han dado de sí ambos ángeles. :)))))))

Abrazo Mariarosa.



Julia dijo...

Un precioso cuento, yo había imaginado otro final mucho menos hermoso y misterioso.
Feliz Navidad

Margarita HP dijo...

De veras María Rosa, me encantan tus historias. Nunca sabes como van a acabar. BEsitos :D

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

La abuela tendrá que replantear sus creencias.
Bien escrito.
Saludos.

Sara O. Durán dijo...

Preciosa historia. Tenía la evidencia en las manos. :)
Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

María Rosa, nos dejas un relato muy idóneo para estas fechas. Tiene la magia, la inocencia y el misterio de la Navidad. Me encantó la sencillez y realismo con que lo has relatado.
Mi felicitación y mi abrazo, amiga.

Mirella S. dijo...

Muy lindo y tierno en su primera parte, con uno de esos finales excelentes y sorpresivos, tan tuyos.
Un gran abrazo, Mariarosa.

Remo. Santiago Ruiz-Tagle dijo...

Hola Sra María.
Soy Chileno.Yo tengo un Blog de poesía y cuentos de tinte Catolico. Pertenezco al camino catecumenal. El blog es www.remo-fuerza.blogspot.com. Me gustaría publicitar mi Blog en su blog y viceversa, stgort@gmail.com es mi mail
Saludos.

Mari-Pi-R dijo...

Un estupendo cuento ingenioso y angelical.
Me voy a mirar las pinturas de los ángeles a ver si me miran.
Un abrazo fuerte con mis mejores deseos de felicidad en estas fiestas.
FELIZ NAVIDAD

AMALIA dijo...

Hermoso y dulce.
Me alegra leerte.
Muy feliz Navidad.
Un beso.

lanochedemedianoche dijo...

Excelente relato amiga, como siempre lo haces, gracias fue una bella lectura.Feliz Navidad!!!
Abrazo

Laura. M dijo...

Gran relato para estas fiestas
Te deseo una Feliz Navidad 🎄🕯🕊 Mariarosa..
Un abrazo.

El Baile de Norte dijo...

Y es que Nene tiene mucho carácter y con ella bromas,... las justas!

Kasioles dijo...

Un bello relato que engancha de principio a fin.Siempre es un placer leerte.
Mi intención es la de desearte una muy FELIZ NAVIDAD.
Cariños.
kasioles

buhoevanescente dijo...

Muy feliz Navidad💚

RECOMENZAR dijo...

Lindo tu relato y me sonrio con el comentario de Ernesto
Disfruto caundo vengo por aqui
Lo mejor para vos y los tuyos este
el próximo
y siempre

Meulen dijo...

Grandes bendiciones a tu vida estimada amiga.
Que el amor de Dios se haga fecundo en tu camino y en.tu corazón se llene de vida de la buena.

Mil Felicidades y feliz Navidad.
Gracias por todo lo compartido.

Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Hermoso. Me hizo recordar el cuento de Gabriel García Márquez, Un señor muy viejo con unas alas enormes. UN abrazo. Carlos

A las 5 en punto.

Regresar a la casa que una vez nos vio plenos de felicidad; me acongoja. En instantes, a las 5 de la tarde en punto, dijeron ...