martes

Desencuentro.







Había aceptado volver a encontrarnos, creo que guardaba la pequeña ilusión de que aquel amor retomara  nuevas alas, a pesar de haber terminado tan mal.
A veces soy tonta y creo que la gente puede cambiar; pero Pablo no era de esos,
él se sabía muy seguro de sus decisiones.
El bar en que me citó era el de siempre, en el que nos habíamos encontrado la primera vez ,y hasta me pareció que flotaba en el aire el mismo aroma a vainilla de las medialunas recién horneadas que en aquellos tiempos preparaba don Juan. También allí nos separamos, luego de hablar casi dos horas, en las  que mi té de frutillas quedó helado como mi cuerpo.
No puedo engañarte —me había dicho— conocí a otra persona y en ella descubrí el verdadero amor.
Recuerdo que me mantuve digna y hasta ensayé una pobre sonrisa, no quería delatar el dolor que me cerraba la garganta.
Pablo se fue sin mirar atrás,  casi diría que feliz; se había sacado de encima y sin problemas, una camisa a la que no quería volver.

El bar comenzó a llenarse de gente, era la hora en que las oficinas  abrían sus bocazas y los empleados salían a la calle buscando un café dónde reunirse a charlar con amigos.
Y Pablo no llegaba. Como siempre, llevaba 20 minutos de retraso y yo no tenía ganas de volver a las viejas costumbres. Iba a llamar al mozo cuando lo vi entrar, dirigió su mirada a la mesa de siempre, pero yo había elegido otra en el fondo. Al fin me  descubrió.
Estaba distinto, delgado, más calmo al hablar, sus manos que siempre se agitaban al son de sus palabras permanecían quietas sobre la mesa.
Confesó con naturalidad su fracaso sentimental;  aquella mujer, a la que había  anunciado, como el amor de su vida, resultó un dolor de cabeza; un desengaño. No le interesó preguntar qué había sido de mí en estos dos años, sólo hablaba de sus pesares, de su trabajo y problemas económicos. Me aburría escucharlo. La realidad era que yo había cambiado, en un momento le dije que me iba y Pablo insistió en vernos nuevamente.
—No me interesa volver a encontrarnos —dije y esta vez no sonreí, me dolía la garganta, serían las palabrotas acumuladas que intentaban salir.
—Siempre la misma mina difícil, no cambiaste…
Me puse de pie sin responder, elevó la voz al decirme:
—Dame una nueva oportunidad, no quiero irme con las manos vacías.
Iba a decir una grosería y comprendí que era un lugar público, desde las mesas cercanas nos observaban. Lo miré directa y profundamente  a los ojos y en ese gesto, él que me conocía lo bastante para interpretar la furia que burbujeaba en mi, bajó la mirada y me fui.

Caminé hasta el subte, seguía escuchando sus palabras, pero más que su voz, era su ira que me acompañaba.  Fin de la ilusión —me dije— y   entendí que esta vez había sido yo, la que dejó a un lado  una camisa que, a pesar de su bello color, no era para mí.

29 comentarios:

Susana A dijo...

Mejor acabar con lo que no funciona. Un beso

La Dame Masquée dijo...

Por qué será que tantas personas viven la vida a destiempo? Luego quieren volver atrás, pero ya no se puede. La vida no es un camino de dos direcciones.

Feliz día

Bisous

Ernesto. dijo...

Una historia muy bien relatada. Con esos detalles extraídos de la vida misma...

Abrazo Mariarosa.

Rafael dijo...

No siempre los sentimientos y los recuerdos permiten un final como el que ofreces en tu relato. Felicidades.
Un abrazo.

VENTANA DE FOTO dijo...

Mejor permanecer sola que con un hombre que no te quiere y solo busca el consuelo a su sufrimiento. Ahora ya sabe también lo que es sufrir.

Besos

maría del rosario Alessandrini dijo...

Uno sabe cuánto el amor dolió y nos dejo vacía, muy bello relato María Rosa. Gracias.
Abrazo

Campirela_ dijo...

Una buena historia de desamor..a veces las ilusiones de retomar una antigua relación no es otra cosa que eso una ilusión efímera , él seguía siendo el egoísta que no tuvo reparos en abandonarla sin embargo en su fracaso quería volver a tenerla sin preguntarle que había sido de ella esos dos largos años.
Muy buen decisión de la protagonista ..el amor muere del todo cuando te desilusionas de la persona .
Un abrazo y feliz noche.

Ester dijo...

Una buena historia con final creíble, lo has narrado directa y fluidamente. Me ha encantado el desenlace. Un abrazo

J.P. Alexander dijo...

un buen relato. Me gusto ella que tenía su amor propio y no dejo que él volviera con ella como si fuera una segunda opción.

Elda dijo...

Que preciosidad de relato y que bien lo cuentas. Una historia de tantas con un protagonista de un gran egoísmo y bastante tóxico para cualquier mujer.
Como siempre es un verdadero placer leer tus relatos tan entretenidos y tan bien ejecutados.
Felicitaciones M. Rosa. Un abrazo.

Carmen Estany dijo...

Hola Mariarosa.Una historia sacada de la vida misma y muy bien redactada.Este hombre es un perfecto egoísta que sólo piensa en él y no merece la más mínima atención. La protagonista me ha parecido una mujer digna,que ha sabido manejar la situación y se quita un buen peso de encima.
Bravo por ella.
Un abrazo

Franziska dijo...

Me ha gustado mucho este relato. La protagonista tuvo la suerte de encontrar la revancha. Era tan lamentable la actitud del individuo que no merecía la menor consideración. Lo importante es que la protagonista quedó curada para siempre, aquel hombre ya no tendría la capacidad de volver a hacerle daño. Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

Gran relato María Rosa, y muy común hoy por hoy, el hombre parece que nunca va a cambiar, menos mal que todos no son así. Me ha dejado el desenlace un buen sabor en boca.
Un placer volver a leerte.
Ahora he vuelto a mi primer blog de Rodar y Volar, a ver si le doy vida que dejo de actualizar.
Feliz noche.
Un abrazo María Rosa.

Mirella S. dijo...

¡Bien por ella! Desde la distancia de la separación lo pudo ver sin idealizaciones, tal cual era, un egoísta y un veleta.
Como siempre, sabés como enganchar al lector para conducirlo a un final, en este caso, positivo para la protagonista.
Besos.

Magdeli Valdés dijo...

Bueno se cumple eso que la vida es una rueda...a todos les llega su hora
Y por supuesto algunos nunca aprenden.

Como sea, al menos una persona dormirá al fin muy tranquila y cobstruira su nuevo camino.

Un abrazo para ti.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Un relato muy bien construido y realista...Me viene a la memoria algo que siempre decía nuestra amiga argentina M.del Carmen: "Todo lo que damos vuelve..." Y es así, muchas veces.
Mi felicitación y mi abrazo por tu buen hacer, María Rosa.

Sandra Figueroa dijo...

Bonita historia de desamor, me gusta, como de la vida real, saludos

Sara O. Durán dijo...

Vengativa tu prota. Para qué buscarlo de nuevo. Pero, así son la mayoría de personas, hasta por curiosidad.
Un abrazo grande.

Navegante dijo...

La sensación de ambiente congelado entre los dos ha sido relatada de manera notable. Y las palabras como cuchillo.
Felicito.

Marinela dijo...

Hola MªRosa:Paso por tu Blog y me encuentro con este relato que se ve y se vive conforme se lee.
Siempre tú. Un abrazo

Kinga K. dijo...

Bien escrito :)

Margarita HP dijo...

Me encanta como narras las historia María Rosa. Es una buena historia, muy buena, pues estaba en juego la dignidad de esa mujer, que por suerte, supo que hacer.

Un beso preciosa :D

José A. García dijo...

Algo que aprendí del cine es que las segundas partes nunca son buenas...
Ni las terceras.
Ni las cuartas.
Ni mucho menos las quintas.

Saludos,

J.

Antorelo dijo...

Una historia muy bien relatado, como nos tienes acostumbrados. Es mejor vivir solos que mal acompañados. Un abrazo, Maria Rosa.

Mari-Pi-R dijo...

Siempre es duro pero mejor dejarlo antes que tarde.
Un abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

siempre donde hubo fuego Maria algo queda como viruta del alma pero que nos conforma el todo del que somos hoy ,ha sido un placer leerte , desde mis horas rotas mando mis saludos y te invito a mi post . jr.

السيد محمود dijo...


شركة المثالية للتنظيف بالجبيل
شركة مكافحة حشرات بالقطيف
شركة مكافحة حشرات بالجبيل
شركة المثالية لمكافحة الحشرات بالجبيل
شركة المثالية للتنظيف بالدمام
شركة المثالية للتنظيف بالخبر
شركة المثالية لمكافحة الحشرات بالدمام
شركة تسليك مجارى بالقطيف
شركة تسليك مجارى بالجبيل
شركة تسليك مجارى بالاحساء

El Baile de Norte dijo...

Ilusiones que se desvanecen,... afortunadamente.
Buen fin de semana!

Magdeli Valdés dijo...

Estimada
Tengas una hermosa Navidad junto a tu familia
Que el.amor.de Dios este en tu camino

🎄💜🎍🌼🎄🎄🎍🎍

Nosotros y el ayer.

Me alegró volver a verte y descubrir  la emoción que  brilló en tus ojos. Se reavivaron las migajas de ternura que habían quedado do...