viernes

dimensión de sueños



Cada medio día el lugar de encuentro de las empleadas de la Casa de Modas, era la confitería del Socorro. Juncal y Suipacha. Hoy ya no existe, la piqueta de la vida se la llevó, como los sueños que se bordaron en sus mesas con los colores de la juventud y las quimeras de los tiempos felices.
Era el comienzo de los años vehementes, donde  el peso escaseaba y el hambre se calmaba con  café con leche y un tostado compartido.
Años  de desear que llegaran las cinco de la tarde para salir y esperarte, de emocionarme con sólo verte llegar, pelo largo y traje gastado, pero para mí eras el Delón de mi vida.
Leíamos a Cortázar, discutíamos por  Borges y amábamos a Silvina Ocampo. Tiempos de bohemia, entre café y cigarrillos, donde La Maga y Horacio danzaban con el Hombre de la Esquina Rosada y nosotros hacíamos el amor con la locura de los veinte años, libres y sin pensar en el mañana.
¿Qué nos pasó?
Que tren loco nos pasó por encima y nos barrió los sueños.
Creíamos que nuestro amor era verdadero. Lo fue, pero todo cambia, termina y nosotros también.
¿En qué dimensión de los sueños nos volveremos a encontrar? Existe la magia y sé que una etapa feliz no muere, queda en un túnel del tiempo; esperando el clic necesario para hacerse realidad. En qué mundo fantástico veremos la luz y regresaremos al hechizo de amarnos nuevamente como esos personajes de novela, ocultos entre las páginas de un libro, que apenas un lector abre sus páginas, se abren a la vida y renuevan su historia de amor.


24 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Un relato precioso María Rosa, como siempre.
¡Ay, qué tiempos ! los más lindos. Pero podemos recordarlos y volver a sentir aún en sueños la magia de la juventud.
Besos de miel.
¡Feliz fin de semana !

Pluma Roja dijo...

Un lindo relato dónde pienso se volverán a ver en el recuerdo el mejor espacio para volver a vivir las experiencias.

Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es de desear que los sueños sobrevivan a los lugares que fueron propicios para ellos.

PEPE LASALA dijo...

Precioso María Rosa, y seguro que veremos esa luz en ese mundo, será el sueño de la esperanza. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Amapola Azzul dijo...

Un mundo esperanzador, Besos.
Felicidades¡¡

Amapola Azzul dijo...

Esperanzaror mundo de sueños, un beso.

Que no se apaguen¡¡

Mª Jesús Muñoz dijo...

Maria Rosa, tu historia me lleva al encuentro con ese destino, que hace y deshace los sueños y las vivencias...Puede, como bien dices, que en algún lugar mágico del tiempo volvamos a retomar lo vivido y hacerlo de nuevo realidad...Precioso e inspirador, amiga.
Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer.
M.Jesús

Diana de Méridor dijo...

Qué bello, madame. Me encanta ese pensamiento suyo de que toda etapa feliz no muere, sino que se queda en el túnel del tiempo. Ojalá sea así, y un día podamos rescatarlas.

Feliz fin de semana

Bisous

poemas lichazul dijo...

dónde van a parar los sueños que se tuvieron ?
acaso se van
acaso solo hibernan

la vida nos mezcla y nos desenrolla y las edades se suceden , felices quienes guardan lo hermoso de ellas y olvidan sus pesadillas

existencial relato me ha parecido Mariarosa
profundo y evocador

abrazos y feliz fin de semana

TIGUAZ dijo...

Yo siempre los almaceno en el baul del tiempo y los comparto com las persomas a las que admiro. Desde tu otra casa, mi cariño.

Ernesto. dijo...

Una característica de tus relatos, vivencias, es el hecho de sentirse transportado, estar, a esos espacios que detallas con precisión, maestría.

En éste he saboreado ese café con leche. He visto reunirse entre risas y sueños a esas empleadas jóvenes. Te he visto a ti, y le he visto a él...

He visto a través de ti a esos personajes de novela renovar su historia. Y, una vez más, disfrutado con tu imaginación y saber hacer.

Un abrazo Mariarosa.

Antorelo dijo...

Lo malo de los sueños es que tienen fecha de caducidad, aunque pensemos que son eternos. Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Pienso como el poeta que: 'los sueños, sueños son '
Y que los sueños es algo que nadie nos puede quitar
Buen domingo
Cariños

Magdeli Valdés dijo...

Un relato que anima a quien cree en la fuerza de sueños incumplidos
...lo triste si sería quedarse liado por siempre a algo que no será, y al fin no vivir en plenitud lo que le ofrece la vida en adelante...

algo que termina , pienso que nunca se renueva del todo ese soñar de antes...

la experiencia nos hace más sabios para resolver lo que venga en la vida...


Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Es un bello relato pleno de esperanza y de ilusiones que nunca mueren.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

El tiempo psa, ls cosas cambian,...y ese amor alocado y febril se escurre como el agua entre los dedos,....Vemos como se va,pero no podemos detenerlos....]Así es la vida...y así será siempre.
La retórica del párrafo final tiene el encanto de ls cosas que se saben pero qaue es muy dificil expresarlo con palabras. Los sueños mandan...Vivan los soñdores...JUAN ANGEL PETTA

disancor dijo...

Nada muere mientras que el recuerdo, la nostalgia y los sueños permanezcan. Cómo olvidar los amores de juventud.--, cómo no enamorarse de tus palabras.
Un beso.

Karima Zouine García dijo...

Precioso el texto, el viaje en el tiempo y la metáfora del túnel. He recordado la canción de Charles Aznavour "La Bohème".
Sin embargo, de un tiempo para acá, prefiero situarme en el presente, porque aquí y ahora no hay nada perdido.
Un abrazo, amiga.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sí, la magia existe. Yo creo en ella y en las hadas

María Socorro Luis dijo...


A veces el amor no cabe en una sola vida. Tal vez, en una realidad otra volvais a encontraros. Tal vez...

Besosmil

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Hoy precisamente, en el comentario para la poesía de Elsa, ella hablaba de la patria nuestra de pequeños, y hoy ya no hay patria, como en tupoema, todo se hizo añicos, y nada tiene agarradero. Nos quedamos sin historia, porque el neoliberalismo, y estas posturas ligth de la vida, acabaron con la tradición y la cultura.
UN abrazo. carlos

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Precioso relato María Rosa.
La nostalgia nos hace preguntarnos más a menudo de lo que pudiera parecer qué hicimos con las horas felices que no supimos atraparlas para siempre,que las infravaloramos como si la vida fuera eterna y terminamos por perderlas en un rincón cualquiera de una tarde cualquiera.Nos pasa a muchos,por eso tu prosa me llegó hondo.

Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Los sueños van y vienen y pululan por nosotros a su antojo. Me ha encantado el relato María Rosa. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Retazos.

Nací en un barrio-campo, entre el verde de la alfalfa y calles de tierra, con mariposas mañaneras y luciérnagas nocturnas, dond...