jueves

Fue al amanecer.



La ropa de Cesar era un desorden,  en un bolsillo de su campera, encontré un papel doblado:
Te espero el martes a la hora de siempre, te extraño, no  faltes. Valeria.

Las tres de la mañana. La casa de Valeria está a oscuras y todo parece  silencioso.  Cesar la debe estar pasando  muy bien, y yo aquí muerta de frío en este auto viejo, estoy inmersa en un carámbano.
Luz en una habitación, se reflejan dos personas abrazadas. Se abre la puerta y Cesar sale, Valeria se asoma y le tira un beso. Mi furia derrite la  escarcha. Me laten las sienes, es una pesadilla.
Él se va con las manos en los bolsillos, se detiene,  mira hacia todos lados y avanza hacia la Avenida, no reconoció el coche. Llegué con la esperanza que fuera un error, que esa carta fuera de otro, tal vez de un compañero de trabajo… me equivoqué. Las ilusiones que fluían en mí se perdieron.
Él camina lento, su calma me exaspera, serenidad a cada paso.
Los muy turros,  nunca  hubiera imaginado a Valeria capaz de semejante engaño,  soy su amiga, y él… ¿cómo pudo olvidar tan fácilmente sus juramentos, sus promesas…?
¿Y ahora que hago con mi vida?
En el cielo una media luna enorme, semeja una hoz brillando en la oscuridad, es un filo que ha cortado mis esperanzas. Ni una nube. El asfalto resplandece por el rocío y soy nuevamente una escarcha inmensa a punto de quebrarse.
¿Y si….?
No, yo no sería capaz…
¿Y por qué no?
El coche avanza. Cesar me lleva una cuadra de ventaja…mis manos no me obedecen, aceleran.  Ya casi estoy cerca… se da vuelta, me mira, hace un gesto de asombro. Reconoció el auto, no se mueve, ya estoy sobre él, parece paralizado, extiende los brazos, el muy estúpido intenta amortiguar el golpe. El ruido me estremece.
Crujió como una nuez gigante ante un martillo. Voló… y quedó tirado en la cuneta, como una rata junto al agua  de los desagües. Tiemblo, no puedo controlarme, la escarcha  se ha quebrado y sus cristales se han clavado en mi  pecho...


33 comentarios:

elisa lichazul dijo...

lo has narrado con ritmo filmico, hay vértigo y suspenso

felicitaciones Mariarosa
besitos y energías

TIGUAZ dijo...

El orden, el desamparo, el desconsuelo. En ocasiones, por distintas circunstancias, seríamos capaces de poder hacerlo. El desengaño nos invade. Me pregunto: ¿Vale la pena?. Podrías hacer una película con ese texto, un placer leerlo. Mi admiración y mi aprecio.

Jerónimo dijo...

El dulce sabor de la venganza.
Tremendo relato con un final inesperado.

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

Quien a hierro mata a hierro muere.

Besos.

Diana de Méridor dijo...

Pues no sé si merece la pena manchar la conciencia por quien demuestra ser tan poca cosa. Pero al menos en ese momento la dama se quedó a gusto.

Feliz tarde, madame.

Bisous

Marinela dijo...

Te sigo como siempre.

Abrazos

Marinela dijo...

Te sigo como siempre.

Abrazos

CHARO dijo...

El engaño está muy mal pero esto no es motivo para que la mujer lo atropelle....El relato está muy bien a pesar del trájico final.Besotes

Innombrable dijo...

al seguir tus letras parecía que estaba viendolo en video. la venganza es un plato fuerte que a veces nos envenena...
me ha gustado la forma de narrarlo.
genial.
carlos

maria del carmen nazer dijo...

GUAUUUU ! María Rosa ! me tuviste con el alma en vilo desde el comienzo. Yo creo que todas las mujeres , alguna vez en la vida, hemos pasado por una situación similar , sin llegar a tu final., claro.
Muy buen texto. ¡te felicito !
Besos de furia !!! :)

maria del carmen nazer dijo...

GUAUUUU ! María Rosa ! me tuviste con el alma en vilo desde el comienzo. Yo creo que todas las mujeres , alguna vez en la vida, hemos pasado por una situación similar , sin llegar a tu final., claro.
Muy buen texto. ¡te felicito !
Besos de furia !!! :)

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

!qué decir¡UNo de tus mejores cuentos. El final de thriller de película. Un beso. Carlos

Mirella S. dijo...

Coincido que parece una película, por la forma de contar y por las imágenes que surgen de las palabras.
La venganza final está muy bien narrada.
Un gustazo leerte, Mariarosa.
Besos

Pluma Roja dijo...

¡Válgame Dios! Pienso que cuando uno está fuera de sí por alguna cólera es capaz de matar y sobre todo cuando se trata de una traición. Buen final.

Besos María Rosa

disancor dijo...

Tal vez la cosa no era la que parecia. Por claro que se vea, siempre queda la duda. Excelente relato.
Te deseo un buen fin de semana.
Un abrazo.

Antorelo dijo...

Excesivamente trágico. Has sabido mantener ta tensión durante todo el relato. Enhorabuena, amiga.
Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Ojo por ojo... y ella descansó. Gran relato María Rosa. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Towanda dijo...

Hola, María Rosa.
La protagonista paladeó la dulce venganza, olé por ella.

Besos.

Luján Fraix dijo...

HOLA MARIAROSA
UNA HISTORIA TAN REAL COMO LA VIVIMOS A DIARIO, LO UNICO QUE EL FINAL SI ES SORPRENDENTE COMO TODO CUENTO BIEN ESCRITO.
UN BESO QUERIDA AMIGA Y FELIZ DIA DEL ESCRITOR.
CARIÑOS MILES.

Luján Fraix dijo...

AY... ME OLVIDABA CON ESTO DE GOOGLE + NO ENCONTRABA TU BLOG, TE PIDO DISCULPAS SI A VECES NO VENGO, ES POR ESA CAUSA.

BESOS

mariola dijo...

El relato es fuerte, duro.
El final todavía más.
El engaño es terrible y a veces nos hace hacer cosas de las que seguramente no nos sentimos orgullosas, como la protagonista.
un abrazo María Rosa.

ReltiH dijo...

SIEMPRE TAN SUPERINTERESANTES TU RELATOS. GRACIAS POR COMPARTIRLOS.
UN ABRAZO

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, es una historia muy bien contada con la intensidad del momento.
Tu narración nos conduce por esos minutos y esa avenida donde el personaje intenta procesar y entender la traición. La doble traición, la de su pareja y la de su amiga. Y cómo la gélida noticia se transforma en dolor y finalmente en venganza.
Es un relato que nos muestra sentimientos intensos de una manera muy cinematográfica.
Un placer amiga leerte.
un abrazo

MAJECARMU dijo...

Maria Rosa, tremenda historia, que tú nos cuentas paso a paso con el miedo y la desesperación de la protagonista, que teme y se espera lo peor...Qué importante es pararse a pensar, aunque la evidencia no de lugar a la duda...Una determinación en un mal momento puede truncar varios destinos...La muerte acaba con lo que verdaderamente fué y lo que podía haber sido...
Mi felicitación por esa maestría, que siempre nos sorprende,amiga.
Mi abrazo inmenso y mi cariño.
M.Jesús

Soñadora dijo...

Que sensacíón! Qué fuerte! Sentí mucha pena.

Besos!

OZNA-OZNA dijo...

Supremo relato nos obsequias querida y admirada amiga.
Teniendonos en vilo desde el principio al fin.
Muchos besinos de esta amiga que te quiere un montón.

Luján Fraix dijo...

HOLA MARIAROSA
FELIZ TARDE AUNQUE CON ESTA LLUVIA... TE DEJO UN BESO GRANDE, GRACIAS POR TODOS TUS MENSAJES, SOBRE TODO EN LA NOVELA, VALORO TU ESFUERZO Y DEDICACIÓN.
ABRAZOS.

Belén Rodríguez Cano dijo...

La venganza, en este caso, no esperó a servirse fría.
Buen relato.
Besos.

elisa lichazul dijo...

feliz semana
abrazos y energías
:D

Rosi dijo...

2No la hagas y no la temas", pero...
¿Merece la pena?.
Bonito relato Mariarosa.
Gracias por tu cariñosa bienvenida.
Un fuerte abrazo.

Zunilda Moreno dijo...

Las emociones que desata el engaño y la mentira pueden conducirnos a situaciones como la narrada, siempre que los frenos inhibitorios de la persona no funcionen en la acción, como en el caso. Un abrazo María Rosa

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, María:

La ira y el intenso dolor causados por el engaño nos llevan a tomar decisiones equivocadas, no vale la pena arruinar nuestras vidas por gente así.

Un abrazo.

Rafael dijo...

Un relato muy en tu línea.
Un abrazo.

Una abuela especial.

Pintura de Jorge Frasca, argentino, pintor contemporáneo. Miraba a su abuela, ir y venir por el patio de tierra y dándole de co...