miércoles

El cortejo.

                                                Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares.


Al paso tardo de un pobre viejo,
puebla de notas el arrabal
con un concierto de vidrios rotos
el organito crepuscular....

"Organito de la tarde" de Catulo Castillo y José G: Castillo.





La historia la había escuchado muchas veces entre los amigos que se reunían cada noche a tomar una copita en los bares del barrio de Palermo y yo que soy caminador de cañas  y algún que otro vinito tinto, escuché sus leyendas esas que la bebida alargaba como los cuentos de las mil y una noche. 
Nunca les creí.
Hasta que la madre de mi amigo Juan me juró que la historia era cierta  y que ella los  había  visto. Allí comencé a considerar al menos algo, doña Margarita era un ser creíble.
Las  historias escuchadas, todas coincidían en  el día; última noche de carnaval, madrugada del miércoles de cenizas…

Años después los vi.
Regresaba de una farra, hamacándome en  alcohol  y acompañado por  las baldosas que se movían a mi paso, los jacarandaes  me saludaran con voz de serrucho y  una musiquita me llegó cercana. Tal cual me lo habían contado, el cortejo  caminaba por la vereda  de la calle Honduras.  El hombre que los conducía  se acompañaba con un bastón y una mujer lo llevaba del brazo, detrás varios compadritos de lacia melena negra y atildado vestir  lo seguían. Y por último un tipo elegante,  caminaba sonriente, estoy seguro de  que era el mismísimo Bioy Casares, mientras a su lado un organillero  rengo  le daba vueltas a la manija que dejaba oír, en su  rodar una musiquita de vidrios rotos. Los vi cruzar  la plazoleta de don Julio, doblar en la esquina de Soler y frente a mis ojos fascinados, perderse en la noche,  última de carnaval y madrugada del miércoles de cenizas.



"El Cortejo" fue publicado en la revista "Viento Norte" de V: Ballester: Junio de 2013.
Agradezco a su Directora Marta Giustozzi su  generosidad.

32 comentarios:

elisa lichazul dijo...

en la última noche de carnaval todo es posible , sobre todo si se lleva dentro algunos cuantos tragos ...

abrazos

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Así es Elisa, lo que sucede que es un cuento muy de Buenos Aires.
El que conoce las historias de la ciudad, reconoce a los que van en el cortejo y las calles y las leyendas que se tejen en esa zona de Palermo.

Un abrazo.

mariarosa

La Gata Coqueta dijo...



Siempre que haya un hueco en tu vida llénalo de amor
No lo llenes de opacidad…

La felicidad está dentro de ti y no al lado de nadie.

El horizonte te espera, abrázalo sin temor para seguir creciendo
Sin ser un pasado ligado a la incertidumbre.

Un abrazo y miles de sonrisas
Que hago presentes
Para festejar el fin de semana.

Atte.
María Del Carmen



TORO SALVAJE dijo...

Me ha gustado una barbaridad.
Muchísimo.

Te felicito por la publicación.

Besos.

MAJECARMU dijo...

Mi felicitación por la publicación de ese cuento,que lleva tradición,nostalgia y un encanto especial de leyenda por la forma entrañable que nos lo cuentas, Maria Rosa.
Mi gratitud y mi abrazo grande,amiga.
Feliz jueves.
M.Jesús

Antorelo dijo...

Me ha encantado el tono que le has dado al relato. Has descrito maravillosamente un momento.
Un abrazo, amiga

Diana de Méridor dijo...

Y yo estoy segura de que allí estaban, madame, tal como usted los vio.

Enhorabuena por su publicación y feliz día

Bisous

maria del carmen nazer dijo...

Todo puede suceder en esta viña del Señor. Me encantó.
Besos fantasmales. :)

CHARO dijo...

Te felicito por esa publicación, siempre es motivo de orgullo algo así.Besotes

Carlos de la Parra dijo...

Lo que no entiendo es que no creer ésto desde antes'
La bohemia es así.
El vino afloja la lengua y se rememora y se alarga la tertulia.
Imagino que ésto mismo a ambos,Borges y Bioy, lo vivieron infinitud de veces con múltiples acompañantes.
Las mentes de quienes relatan actúan tanto en lo escrito como en lo hablado.
Gracias por compartir éste recuerdo.

Omar enletrasarte dijo...

copas, organito, bullicio carnavalero, ¡qué noche!
saludos

TIGUAZ dijo...

Y si dejas que el recuerdo absurda empape de renglones tuertos la página de los pasos que como bien dices dejan su polvo en esas baldosas rencas...todo sería posible.

Jerónimo dijo...

Una historia muy bien narrada, con rancio sabor a tradición, a leyenda y a entrañable recuerdo.

Saludos.

Mirella S. dijo...

Una pintura bien porteña, Mariarosa.
No falta nada: Palermo, Borges, Bioy, los compadritos, el organillero... Reflejaste muy bien el clima y la cadencia.
Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

DOS ILUSTRES MAESTROS, ADMIRADOS POR MI.
FELIZ DIA DE LA BANDERA MARIAROSA.
BESOS

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, reiterarte mi felicitación por la publicación de este maravilloso y sugerente cuento.
Este relato tan especial para ti por la merecida incorporación a una revista literaria. Lo ha sido también para mi. En el invierno de 2010 estuve en Argentina. Un día paseamos por Palermo, una larga, intensa inolvidable caminata por Honduras hasta llegar a la Plaza de Julio Cortázar.
Con tu bello cuento he vuelto a hacer el recorrido pero esta vez con más compañía.
Un abrazo

Soñadora dijo...

Siempre impregnas con algo de magia tus cuentos, felicitaciones!

Un abrazo,

Anónimo dijo...


Como tu dices,.Maria Rosa, es un cuento muy de Buenos Aires,...de ése misterioso Buenos Aires, tan rico en cuentos y leyendas,en historias verosímiles y de la otras.Me imagino la emoción de vivir un momento tal vez único en la vida, y comprobar la épica situación. Muy buen cuento, como siempre, la calidad empieza por casa. no?Un abrazote , querida amiga.ELCRUZADO

ReltiH dijo...

FULLLL COMO SIEMPRE. FELICITACIONES!!!!
BESOS

Pluma Roja dijo...

Este ha sido uno de tus cuentos que más me ha gustado.

Felicitaciones María Rosa.

disancor dijo...

Una maravilla de retrato, con palabras que engrandece el misterio del relato.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Un relato en el que me he metido de lleno. Me ha gustado mucho María Rosa. Un fuerte abrazo amiga, yo ya me despido por el verano. ¡Hasta Septiembre!

Innombrable dijo...

excelente, en una sola palabra.
saludos
carlos
buen fin de semana.

Mavi en blanco dijo...

Deliciosa esta historia contada con mucho gusto por las letras.
Preciosa forma de contar.
Besos

Mercedes Pajarón dijo...

Mariarosa, no es generosidad que la directora publique esta historia; es justicia :-)

Tu relato es fantástico...con todas las acepciones que tiene el adjetivo.

Un abrazo y buen fin de semana.

elisa lichazul dijo...

mil gracias por tus palabras Mariarosa!!!, pero lamentablemente este tipo de ataques cada cierto tiempo se repite desde que abrí el blog (Mis escritos...poemario), hay personajes que intentan silenciar mi escritura sea como sea por la web, y se valen de perfiles falsos para agredir gratuitamente, no puedo acostumbrarme a ello, me descoloca y me siento impotente. Y me agota.

ten un comienzo de semana precioso
abrazos y energías

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, María Rosa:

Hay mitos y leyendas que aunque parezcan increíbles, son como las brujas: No hay que creer en ellas, pero que las hay, las hay.

Un abrazo.

Netomancia dijo...

Ver para creer, como dice el dicho!
La felicito doña Mariarosa por la publicación de este breve relato.
Saludos!

Bertha dijo...

Felicidades por esta historia es preciosa!

MªRosa: disculpas por mís obligadas ausencias.

Feliz día de San Juan

Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

feliz semana !!! abrazos y gracias por tu huella
muak!!

Rafa Hernández dijo...

Interesante relato. Gracias por pasar por mi blog.

Saludos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Qué bello, con fantasmas y carnaval, y la figura del inigualable Bioy Cáceres: Me imagino el cortejo, y los "chorritos" de mano en mano. UN abrazo. Carlos

Gracias por pasar....

Cada palabra es el eslabón de un rosario que va enlazando cuentos y poemas, historias que alguna vez imaginé, que me han contado o que escuché el un micro de viaje y hoy nacen para ustedes.
Gracias por acompañarme en esta dicha de escribir.

María Rosa