martes

El vuelo de la mariposa.



El día despierta  reflejando su luz sobre las hojas de los  ficus y  se filtra por la ventana de la cocina. El agua para el té hace minutos que hierve  y ninguno de los dos, ni Marcos ni su madre se han  dado cuenta.Marcos respira hondo...
El  dolor  late desde el centro de su  espalda, y trepa como una raíz  hasta su nuca.
—Por Dios ya no lo soporto  —la voz  suena  pastosa—  ha vuelto a resonar,  tam tam tam rataplam…
Sus ojos  se cierran acosados  por  la fiebre y si intenta abrirlos, todo a su alrededor  cambia, hasta la imagen de su madre se ve distorsionada.
Ella prepara el té y dice tímidamente:
—Debemos hacer lo que dijo el doctor Racedo, pedir turno con  el neurólogo que nos recomendó.
—Mamá vos no entendés, hace seis meses que vivo en esta locura—Marcos se agarra la cabeza con las dos manos, apoya los codos en la mesa, como si con ese gesto se aliviara—  ya pasamos por varios médicos y ninguno encuentra solución.
—Pero tiene que haberla —dice su madre con fuerza.
—¿Dónde mamá… dónde…en las velas que encendés cada mañana?


Las cinco de la tarde.  
Cai-yan regresa del colegio.
Las calles angostas de Ningbo parecen estrecharse más aún  al llegar al final  del empedrado. La casa rodeada de cañas de bambú, es la primera sobre ruta de tierra y arena que desciende ondulante y  termina en el río.
Cai-yan deja sus cuadernos sobre la mesa, saluda a su madre con un beso y va en busca de su tambor.  No lo encuentra.  Llama a su mamá y  pregunta, ella no responde, mira al perro. Cai-yan  comprende, corre hasta el fondo de la casa. Allí están los  restos de su tambor.  Por qué, pregunta y la cola en movimiento de su Cuzco le da la respuesta.  


El  día  amanece con sol, el otoño parece haberse quedado dormido, Marcos mira a su madre que prepara el té y le dice:
—No puedo creerlo, la primera mañana en meses sin el  tam tam… en mi cabeza, hasta tengo ganas de cantar.



El aleteo de las alas de una mariposa  puede provocar una tormenta  al otro lado del mundo.
Proverbio  Chino.







43 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Si su belleza nos fascina y sus colores nos elevan...como no van sus alas provocar una tormenta.

Gracias por compartir.

Espero que todo volviese a la normalidad .

Abrazos.

Lichazul dijo...

hay fijaciones que son toda una tortura
que bien si al liberarlas
la mariposa asoma y uno puede observarla

abrazos Mariariosa
tu cuento tiene mucho de ZEN

Diana de Méridor dijo...

Madame, qué sorprendente su relato. Por nada hubiera imaginado que la causa del mal fueran... tambores lejanos!

Feliz tarde

Bisous

Asun dijo...

Eso dicen que el vuelo de una mariposa se puede sentir de alguna manera en cualquier parte del mundo.
Bonito relato donde lo pusiste de manifiesto.
Saludos

Antorelo dijo...

¡Qué magnífico relato donde dejas una puerta abierta a la imaginación!
Un placer reencontrarte después de este paréntesis vacacional.
Un abrazo

maria del carmen nazer dijo...

Me encanta aprender.Nunca se me ocurrió pensar que el aleteo de una mariposa pudiera provocar ésto.
¡Qué bien contado María Rosa. Tiene algunas notas de filosofía hindú.
¡Precioso !
Muchos besos.

enletrasarte (omar) dijo...

muy creativo relato, me gustó
saludos

ReltiH dijo...

COMO SIEMPRE, TEXTO EXCELENTEMENTE CONSTRUIDO.
UN ABRAZO

CHARO dijo...

Un relato lleno de imaginación, me gusta cómo está escrito.Besotes

TIGUAZ dijo...

Hermoso escrito, Rosa, en mi tierra, Galicia,la mariposa se le dice VOLVORETA. Un placer haberte leidp

Rafael dijo...

En realidad es "como el vuelo de la mariposa..."
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Puede ser, "al otro lado del mundo."

Bonito relato MaríaRosa.

besos.

Netomancia dijo...

Mire usted la explicación a las migrañas!!! Muy original doña Mariarosa, saludos!

TORO SALVAJE dijo...

Que buenoooooo!!!

De lo mejor que he leído en tiempo.

Genial.

Besos.

Geraldine, dijo...

gracias por pasar siempre por mis blogs....como me gustan éste tipo de historias onda orientales...beso enorme!!!

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, dos mundos, sin distancias y casualidades. Nada es ajeno y todo puede generar consecuencias donde la lejanía poco importa y la intensidad solo es medible por los parámetros de cada cual.
Un cuento que nos invita a reflexionar cuando el aleteo de la mariposa se detiene. El silencio del que a veces escuchamos su voz.
Excelente cuento en dos tiempos
Un abrazo

Belén Rodríguez Cano dijo...

Qué buen final!.
Para nada me imaginé algo así cuando comencé a leer.
De todas formas debería ir al médico por no saber que era un tambor real lo que le estaba angustiando.
Me ha encantado.
Besitos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Maria Rosa:

Yo leyendo tu relato y mi vecino lleva toda la mañana martilla que martilla en la pared... Al llegar al final sentí algo de alivio, peor estaba Marcos.

Un abrazo.

Marinela dijo...

Querida Mariarosa, este cuento me hace pensar en como la mente nos puede engañar.

Un abrazo.

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias querida poetisa por deleitar nuestros sentidos y hacer volar a nuestra imaginación con la suprema belleza de tu relato.
Miles de besinos de esta amiga con inmenso cariño.

medianoche dijo...

Que bello vuelo de mariposa es tu cuento, maravilloso fue leerlo, muchas gracias por pasar por mi blog querida Mariarosa.
Besos

Jerónimo dijo...

En el fondo,ya está ocurriendo eso en realidad en este mundo cada vez más globalizado.Y como metáfora,es magistral:la pobreza de unos llegará a producirnos al resto dolor de cabeza....
Precioso relato surgido de una bella frase que abre un abanico de posibilidades a la imaginación.

Bonito blog.

Saludos María Rosa.

Rocxy dijo...

Ameno y suave tu relato,por si solas las mariposas son bellicimas con mas razon en manos de una buena pluma,gracias ppor compartir tus letras.Saludos cordiales.

disancor dijo...

Maravilloso e imaginativo relato.
Deseo que tengas un buen fin de semana.
Un abrazo.

Geraldine, dijo...

ahhh....cuando quieras me dices a dónde te llevo el delivery y te obsequio unas ricas galletitas, asi me recomiendas con conocimiento de causa!

PEPE LASALA dijo...

Precioso relato. El vuelo de una mariposa despierta los sentidos, me ha encantado. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Lichazul dijo...

feliz fin de semana Mariarosa
abrazos y gracias por tu huella

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Muy bien planteado.
Tal vez el que escuchaba el Tam tam no sabría apreciarlo, tal vez otro lo hubiera disfrutado.

Mercedes Pajarón dijo...

Me atrevería a decir que es uno de los relatos más originales que he leído en mi vida. Mariarosa, te felicito por esta joya tan ingeniosa y llena de frescura.

Buen fin de semana. Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Un relato muy hermoso.
La madre preocupada por su hijo. Es el amor de una madre.
Y el hermoso vuelo de una mariposa.
Un abrazo, Montserrat

Gloria Gimenez dijo...

Un bonito relato y un buen proverbio .
Saludos y buen fin de semana

Abuela Ciber dijo...

Que esta semana se presente benigna y colmada de oprtunidades.
Es mi deseo hacia ti y seres queridos.
Cariños

Frase de la semana:
No esperes el final de tu vida para arrepentirte. No esperes el mañana para soñar, y por ningún motivo dejes de decirle a una persona que la quieres!
( desconozco el autor)

MAJECARMU dijo...

Maria Rosa,llego un poco tarde,pero llego,amiga...
Tu relato me ha encantado,es mágico y profundo...Y nos invita a reflexionar,si...Todo lo que hacemos,bueno o malo, tiene su trascendencia y consecuencia...Las energías vuelan y pueden mover montañas,desbordar ríos y crear tormentas devastadoras...Por eso debemos ser coherentes en pensamientos y actos...porque "nuestro tam-tam"puede amargar la vida de las rosas o de los ángeles humanos...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso,compañera y amiga...
M.Jesús
Disculpa mi tardanza.

Patricia dijo...

Precioso cuento!! Ademas que me recuerda que un pequenyo cambio puede lograr un enorme resultado en nuestra vida!! Un poco que tambien me trajo a la cabeza el "efecto mariposa" en la teoria del caos je je pero dejemos todo de lado y celebremos tu cuento que me llego al corazon!!
saludos,

Mirella S. dijo...

María Rosa, me gustó mucho, cerraste bien el relato.
Todo lo que hacemos, de alguna manera misteriosa, incide en algún otro, por más alejado que esté y aunque nunca lo sepamos.
Un abrazo.

Taty Cascada dijo...

Un relato muy interesante María Rosa, su presentación muy original. Esos dos tiempos nos enfrenta a la verdad que un simple aleteo de una mariposa, puede cambiar la secuencia de las cosas.
Un beso.

Adelfa Martin dijo...

¿Y como sabemos como podemos o no influir - o ser influìdos- por ese mistereioso mundo paralelo del que tanto escuchamos? Provoca decir...solo se, que no se nada...

mis cordiaeles saludos

Carlos de la Parra dijo...

Un relato que expresa lo que se puede sufrir al tener a un mal músico cerca. Algo similar a lo que sucede en fiestas donde nos vemos forzado a escuchar a quien canta mal.
Algo muy latinoamericano que lamentablemente nos vemos precisados a sufrir con frecuencia.

Sneyder C. A. dijo...

Bello relato para reflexionar, somos seres llenos de energía que pueden con la misma sutileza que el batir sus alas una mariposa, abrir nuevos y fascinantes mundos en nuestro interior...

Un cálido abrazo

Susana Jiménez dijo...

Nada es tan lejano que no pueda percibirlo un ser sensible. Hermoso relato , lleno de magia. Un gusto haberlo leído .
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Basta este texto, para comprender una ley universal de afectación. Me gustó. ESo del tam-tam-tam y el estallido del dolor en el otro.
Un abrazo. Carlos

Amapola Azzul dijo...

Pues si, así es , besos.

Doy fé.

Abrazos.Y esa mariposilla tiene un bonito volar.

Muy bonito, sí.

Rayén dijo...

Que bien, me gustó... esos lejanos tambores...
Abrazos mil.

Cristal roto.

Te escuchaba, pero estaba cerrada a tu voz. Tus palabras caían, saltaban en la mesa de aquel bar y rodaban hasta el suelo, se...