viernes

La muerte.


 Micro ensayo.


 

A toda persona le da miedo la muerte. ¿Por qué? Es un paso a lo desconocido y todo lo desconocido nos angustia. El motivo es que no sabemos nada de ella, según Buda volveremos a reencarnar en otro ser. Según Jesús resucitaremos, en el juicio final. Pero la mayoría de nosotros, desconocemos cuál es la verdad, nos queda los que algunos filósofos han dejado escrito y lo que sentimos cada uno.

En una vieja película de Igman Bergman, la muerte se presenta frente a un soldado que regresa de la guerra y lo hace vestida de negro y con la cara blanca y le dice que siempre camino a su lado. Es una gran verdad, la muerte siempre está cerca, todos vamos a morir, solo que no sabemos cómo ni cuándo.

Epicuro fue un filósofo griego que aconsejaba a sus alumnos vivir con desapego, ya que nada nos pertenece. Para Epicuro el placer es principio y fin de la vida feliz.

El hombre lucha por conseguir posición social y cuando la consigue ya es viejo y muere, no logra disfrutar nada de lo que consiguió y por lo que trabajo tanto.

Otro filosofo que profundizó el tema de la muerte fue  el alemán Husserl, que se dio cuenta al momento de morir que iba a dejar sus trabajos inconclusos y esto le hacía ver lo difícil que era aceptar la muerte. Dejó una frase: “Tu eres tu muerte, vive el hoy que la muerte todavía no es”.

Al comienzo del tema hablé de las religiones, Buda y Cristo, pero para entenderlas, hay que tener fe, la fe es la que nos da  la fuerza de confiar, sabemos que la muerte siempre nos espera y que nada sabemos sobre ella y como dice una canción: “La muerte prueba que la vida existe”.

Heidegger, alumno de Husserl, escribió sobre la muerte, dejó  escritos muy profundos sobre el tema. Decía que la muerte siempre está por venir y se preguntaba ¿Qué es el ser humano? ¡Un ser para la muerte! Esta realidad produce angustia en el  hombre. Ya que ignora cuando llegara su momento. Heidegger comparaba al hombre que piensa y razona y que se angustia ante lo desconocido,  con una planta que el filósofo tenía en su balcón, decía, la plante crece, florece y muere, pero no piensa ni se preocupa por el tema, mientras el hombre  si, sufre y se angustia y trata de olvidar y dar la espalda a esta realidad.

La muerte,  sabemos, siempre nos espera, camina a nuestro lado, su presencia nos enseña lo más importante; que el hombre tiene: capacidad de disfrutar la vida, que es lo único que podemos decidir y está en nuestro poder.

 

 

 

 


16 comentarios:

Campirela_ dijo...

La muerte es nuestra sombra aquella que viene con nosotros y nunca nos abandona, ella de alguna manera es nuestra más fiel compañera, la que sabe absolutamente todo de nosotros. Dejemos que la vida florezca y la disfrutemos cada uno como bien sepa o las circunstancia le dejen. Aunque también dicen que el destino lo forjamos día a dia.
Uno besos filosóficos Mariarosa y me despido de ti hasta a la vuelta. Un placer siempre leer tus entradas.

J.P. Alexander dijo...

Buen relato, genial reflexión te mando un beso.

Ernesto. dijo...

Tema contravertido, o simple. Según se mire y quien lo haga. Entiendo que hay culturas donde la muerte, y la vida, tienen un sentido difrente al nuestro. El occidental.

La fe, las religiones, sirven, para lo que quiera que sirvan. No les niego razón o relevancia. Pero hay algo que prevalece sobre ambas... ¡Saber!

Si bien esto último, ¡Saber!, ni está muy "extendido" ni es fácil de alcanzar. ¡Es "sencillo", como la planta del balcón, pero no fácil alcanzar, de enteder... De querer "saber".

Buda y Jesús sí sabían. Y ambos, entre otros, lo enseñaron. Pero...

Un matiz amiga, y sé lo que digo y a quien se lo digo: No tengo claro que el "disfrute" de la vida sea lo único que el ser humano pueda decidir... Ni que sea su razón de ser en este mundo.

Buen ensayo

Abrazo Mariarosa.

Margarita HP dijo...

Ay amiga mía. Supongo que es el miedo a lo desconocido, en cualquier caso, quiero pensar que cuando me llegue el momento, se abrirá una ventana justo al lugar donde necesite estar. BEsos :D

Susana Moreno dijo...

La muerte es parte de la vida. Un beso

Rafael dijo...

Interesante reflexión...
Un abrazo y feliz fin de semana.

Emilio Muñoz dijo...

Gracias por este análisis tan elaborado y tan bien resumido, mariarosa. Por mi parte, solo dos apuntes.

No tengo nada de miedo a morir, soloe preocupa aprovechar la vida e intento el sufrimiento, des del tipo que sea, pero especialmente físico.

Y segundo, aclararé sobre Epicuro, un filosofo injustamente desprestigiado o e la escuela antagonista de los estoicos, de dudosa valía para el ser humano.

Epicuro proponía disfrutar con frugalidad de los placeres de los sentidos. Y nos enseñaban que el mayor placer que existe es el de la amistad, que es lo mismo que hablar del amor. No puedo estar más de acuerdo!!!

Yo le llamo el filósofo de la amistad, y recogí algunas de sus sentencias en mi blog "Homo Novus", ya hace muchos años, pero que permanece abierto. El mismo Epicuro sufría de fuertes dolores que llevaba con resignación estoica (me sonrío), pero proponía que se sobrellevara, y no se dejará de disfrutar en vida de todo lo que merece la pena, con frugalidad. En especial, como digo, de la amistad.

Uno de mis grandes maestros para entender la esencia de la vida y para vivirla.

Gracias por sacar este tema. Y por el tratamiento que le has dado.

Y un enorme abrazo, querida amiga!!!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

la muerte es un baño de luz que da sentido al camino de cada persona Leon Felipe tiene un bello poema sobre este transito final y Fray Luis de León nos da consejos para esperarla con serenidad , Marirosa tienes un don para expresar y relacionar tan complicado adalid que estando al lado sera otro yo el que se quede dice Juan Ramón Jimenez , y el mismo Angel Gonzalez también la difinió como reflejo de si mismo , es una fiel compañera pues siendo tantas veces olvidada es la más real , me encanto leerte , muy bella ilustración del prologo hacia un dia u otro , en el momento más inesperado debemos de atravesar ...Marirosa feliz fin de semana . jr.

Laura. M dijo...

Intentemos ser como la plantaa que crece, florece y muere, pero no piensa ni se preocupa. Pero creo que eso es imposibla amiga.
Buen domingo.
Un abrazo.

Volarela dijo...

Me encanta tu micro ensayo. Sacas profundas citas y reflexiones tuyas muy buenas.
Yo siento que la muerte no existe, es una transición, nada más. Y no sé por qué, de alguna manera, está a mi lado siempre, haciéndose un poco amiga mía; soy su traductora quizá. No me hagas caso.
Un beso bien grande

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

LO de Epicuro me suena demasiado a Tienes que aprender a librarte de lo que temes perder.

¿Son inquietantes la personificaciones? Esa versión, que juega al ajedrez, puede llevarse a alguien, por cuestiones personales. Pero también puede ser algo tranquilizador, por la posibilidad de negociar.
Neil Gaiman, admirado guionista de cine, imaginó una versión benévola, como una bella mujer gótica. Que ha tenido sus propias historietas.


https://loscomicsdemachete.blogspot.com/2016/12/muerte-lo-mejor-de-tu-vida.html

https://loscomicsdemachete.blogspot.com/2016/12/muerte-lo-mejor-de-tu-vida-2-soluciones.html

https://loscomicsdemachete.blogspot.com/2016/12/muerte-lo-mejor-de-tu-vida-3.html

No estoy de acuerdo con que sea necesaria la cercanía de la muerte para valorar la vida.
Pero es una inspirada entrada.

Un abrazo.

Hada de las Rosas dijo...

Que tal amiga! como estas?
la Muerte... ay, mamita que miedo me da!
uf, me da repeluz pensar que voy a morir algun dia :(
Noooo! no puede ser cierto, no!!!
En realidad estamos muy al tanto y lo tenemos muy claro:
estamos todos en la fila, pero no empujen, por favor jajaja! (un poco de humor negro).
Te mando un beso y un abrazo.

Jose Casagrande dijo...

Cierto, hay la posibilidad de que uno muera y allí acabe cualquier tipo de existencia.

Que es un pensamiento sobrecogido, pero es brutalmente concreto.

Incluso si uno pasara a "otro plano existencial", pues se sentiría uno ajeno en ese "mas alla",
sin cuerpo, sin los lugares que uno frecuenta.

Y en ese mas alla con que edad aparecería uno? Con la edad que se tenia la morir? o con la mente de un infante?

En cualquier caso la muerte es el fin de la existencia, tal cual la conocemos.

Sea que un "desaparezaca" o "conserve la conciencia",
ambas cosas son absolutamente impensables.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

En alguna parte leí que la muerte es la corona de laurel de la vida...

Paz

Isaac

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Es una buena prosa, entre filosófica y poética, disquisición sobre la vida, a partir de la muerte.
Un abrazo. Carlos

Ana dijo...

A menudo vivimos acelerados, cuantas veces no hemos acabado de comer y ya estamos pensando en recoger la vajilla y otras tareas que haremos a continuación. Yo creo que ese habitual "ir por delante de lo que ni siquiera ha sucedido" nos hace llevar mal lo desconocido y por supuesto, temer a la muerte.

Tendríamos que intentar vivir sin tantas pretensiones creo yo, que la vida es el regalo y muchas veces se nos olvida. Leí hace bastante tiempo sobre una curiosa costumbre, juraría que era en Bután (una vez al año tal vez) para hacer en el momento de acostarse, pensar en lo que nos quedaría pendiente si al día siguiente hubiésemos desencarnado. Lo he practicado, y es asombroso lo que aporta ese pensar qué es realmente importante y me gustaría dejar bien hecho antes de irme.

Un abrazo Maria Rosa!!

Volvió una tarde.

    Regresaste sin que nadie te hubiera llamado. Regresaste sola, como te fuiste. La verja semiabierta te estaba esperando, solo ella, l...