jueves

El estanque.

"El estanque de los nenúfares", Claude Monet.



Mi hermana Lili decía que en el fondo del estaque, jugaban  ángeles, algunos  blancos, otros negros, todos  muy bellos. Lili  los veía y juraba que  sonreían cuando ella  les hablaba. Siempre pensé que mi hermana  estaba  loca, a pesar que mi madre no me permitía decirlo, yo lo sabía y mi hermano Luis también se había dado cuenta.

Los ángeles la esperaban por la tarde, así decía ella, les llevaba caramelos y chocolatines, yo la miraba desde la  ventana de la cocina. Arrojaba las golosinas sobre el agua, una a una,  algún truco realizaba; ya que cuando ella se iba, yo bajaba y no encontraba  ningún dulce. Sólo los papeles del envoltorio en el agua. Lili bailaba sobre el borde del estanque, parecía flotar, elevaba los brazos y su figura se mecía en un vals imaginario.

Un día mi hermana Lili, desapareció. Mi madre en su ignorancia nos  negó explicación sobre su paradero. El primo Sebastián, me dijo que la habían internado. Meses después mi madre se vistió de negro, durante  años fue una sombra oscura deslizándose por la casa. Nunca nos dijo que Lili había muerto. Fue Sebastián quien  confirmó lo que  imaginábamos mi hermano y yo.

Mi madre se volvió  callada, sólo la mujer que nos llevaba a la escuela y nos asistía, conversaba con nosotros. Fuimos niños tristes, casi no jugábamos ni reíamos, cuando lo hacíamos mi madre se asomaba al ventanal y pedía silencio. Mi hermano ingresó  en un colegio militar,  sólo venía los viernes por la tarde, se iba el domingo  por la noche; mi aburrimiento crecía durante la semana.

Una tarde, sin nada que hacer, me asomé al estanque y allí estaba ella. Era Lili  y sus ángeles que me saludaban.  Reclamaba caramelos para ella y sus amigos. Corrí al comedor, alcancé el frasco de golosinas. Llené mis bolsillos  y volé hasta el estanque.

Desde ese día juego con ellos. Lili me aconsejó que nadie debe saberlo, que debe ser  nuestro secreto, no sea cosa que me internen como a ella.

 


 

22 comentarios:

Campirela_ dijo...

Fabuloso, que cuento mas tierno y bello, Por qué cuando crees en la magia crees en los cuentos.Hasta mañana soñaremos con esos ángeles y la pequeña niña. Un besote grande.

Paula Cruz Roggero dijo...

Muy bueno,valió la pena la lectura.
Beso grande y que tengas un buen descanso.

J.P. Alexander dijo...

Uy pobre Lili genial relato entre lo mágico y lo real. Te mando un beso

Margarita HP dijo...

Me encanta leerte amiga mia, pero sobre todo, amo tus finales. Son espectaculares. Besos :D

Auroratris dijo...

Un relato lleno de ternura pese a la historia que narras. Locura... a veces, los locos son los más cuerdos. Precioso, Mariarosa.

Mil besitos para ti ♥

Susana Moreno dijo...

Hermosa historia con un final mágico. Un beso

Ester dijo...

Un bonito cuento, y tranquilas Lili y tu, yo sabré guardar el secreto. Un abrazuco

- R y k @ r d o - dijo...

Bom dia:- Todas as ESTÓRIAS mágicas encerram algo de real. É lindo quando uma pessoa tem a capacidade de escrever a força da sua imaginação. Escrever não é fácil. Fazê-lo com imaginação superior, é sublime. É este o seu caso.
.
Bom fim de semana … abraço e/ou beijo..
.
Pensamentos e Devaneios Poéticos

Elda dijo...

Una preciosa y mágica fantasía que al final hizo feliz a la hermana en su soledad, como ocurre cuando uno se pone a divagar, es un entretenimiento estupendo darle alas a la imaginación, como haces tú para escribir tan bonito, y que siempre resulta una lectura de lo más agradable.
Como siempre un placer María Rosa.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Rafael dijo...

Mucha ternura en estas letras que nos dejas.
Un abrazo.

Mari Carmen Polo Soler dijo...

Es un relato fantástico. Me ha encantado, desde el principio hasta el final.
¡Buen fin de semana! :)

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Lo habías publicado hace tiempo, y es de tus relatos, el más mágico y real. Cuántas claves das en el cierre del cuento. Un abrazo. Carlos

José Luis Asensi dijo...

La magia de lo que creemos se transforma en realidad. No todas las personas son capaces de ello,y cuando no entienden es porque no saben ver con el corazón y con los ojos de esa magia.
Tierno cuento lleno de belleza.Ma ha encantado leerlo.
Un abrazo.

Lu dijo...

Hola María Rosa
Vengo desde el sur del sur a saludarte, "chusmear" tus letras y devolver tu simpática visita.
¿Y con qué me encuentro?
Con un hermoso relato, tierno por donde lo mires, en el cual haces gala de como escribir un maravilloso cuento breve apostando al realismo mágico.
Realismo mágico que por cierto es de mis preferidos en cuanto a género, por eso amo tantas películas de Subiela en las que ha fusionado con maestría realidad y fantasía.

¡Preciosa historia! Es para contar - aunque luego nos internen a todas - ¡jaja!
Beso y que tengas un bello finde

Sandra Figueroa dijo...

Fabuloso amiga. Es mejor callar nuestra locura, el cuerdo no ve y siente lo que el loco. Me encanto. Saludos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

María Rosa, me suena bastante este cuento, pero me agrada volver a leerlo, amiga. La historia tiene la magia de la imaginación, que nos permite entrar a otros mundos mágicos. A veces son mundos extraños, que los demás no aceptan y como en el caso de la protagonista nos pueden tratar de "locos". No obstante, la mente indaga y juega con la imaginación y el arte con el fin de llenar el alma y elevar el espíritu...Me encantó por la crítica que subyace entre lineas.
Mi felicitación y mi abrazo entrañabe por tu constante buen hacer y entrega a las letras.
Feliz fin de semana, María Rosa.

Ernesto. dijo...

Entrañable relato. Y sí, mejor no airear demasiado el juego pues cabría esa opción... No en vano la "ignorancia" campa a sus anchas por estos caminos de Dios!

Abrazo Mariarosa.

El Baile de Norte dijo...

Hermoso relato Mariarosa, a pesar de que hace ya algún tiempo que no te leo, de inmediato reconocí tu estilo impregnado de ese realismo mágico que emociona.
Saludos

Hada de las Rosas dijo...

Que tal mariarosa!
bonito, extraño y espeluznante relato, ideal para esta epoca del año.
Mil fantasias nos llevan a experimentar los angeles, solo los niños
y quienes no perdieron de vista a su niña interior los pueden ver o percibir;
es preciso nunca perder la magia o una cierta ilusion.
Un beso y buen inicio de semana ╭┈◦•◦❥•◦

Ingrid Zetterberg dijo...

Hermoso y triste este cuento, Mariarosa. Me gustó. Hay personas a veces muy sensibles que suelen ser visionarias, pero esto no quiere decir que estén locas, pueden ser niños o adultos, pero sencillamente lo que pasa es que ellos ven lo que la gente común no puede ver. Un abrazo.

José A. García dijo...

Las cosas que se hacen en secreto tienen siempre otro sabor.

Saludos,

J.

retazosmios dijo...

En primer lugar paso a saludarte amiga después de unos días de inactividad forzosa.
Es un relato maravilloso y con una excelente narrativa, vaya mi felicitación por delante. Una preciosa combinación de magia.
Un gran abrazo y buen fin de semana.

En el bar.

  A veces   somos utilizados por   los sueños,   los cuales     nos llevan a vivir   situaciones que creemos reales. Pasamos a formar parte ...