domingo

La isla de los tigres.


 Les presento un cuento en tres capítulos, espero les guste.


Primera parte.

 

En el bar del puerto, unos pocos hombres rodeaban  al recién llegado. Había alquilado una cabaña cerca del río y su extraño acento  llamaba la atención entre los vecinos. El viejo Cedrón intentaba persuadirlo, sus argumentos  eran imposibles de rebatir, él siempre tenía razón y a pesar de que Leandro Bruman lo escuchaba muy atento, sus palabras le importaban  poco o nada.

El alemán había llegado para identificar y catalogar la flora  de la isla de los tigres, que se había extendido sin intervención del hombre y que por lo que se veía desde el helicóptero,  era diferente a lo conocido, pero imposible de abordar por aire.

— La isla de los tigres es impenetrable –le dijo el viejo— y aunque ya no hay tigres, antes se los veía asomados  por el borde del río, queda algo peor, jabalíes salvajes, le puedo asegurar que los intrépidos  que entraron allí,  no regresaron y fueron  muchos.

El alemán quedó en silencio y el viejo insistió:

—Yo le aconsejaría que no se meta en esa isla —bajó el tono de voz— algo misterioso habita en ella…

Leandro Bruman levantó sus ojos y se quedó mirando  a  Cedrón sin decir palabra, el alemán era duro de entender y sólo le importaba el dinero que recibiría por abordar esa isla. 

—¿Y esa flora  a quién le importa? —Insistió el viejo y agregó—  los ceibos,  los sauces y  el lapacho van a seguir estando allí por más que usted los ponga en una lista certificada.

—Tiene razón —respondió  Bruman con paciencia—  pero mi trabajo es estudiar la biodiversidad, al menos, comenzar con el tema y si resulta interesante otros seguirán  mis pasos. Debo ir mañana —y agrego en voz alta— ¿alguien me puede guiar?   Puedo pagar el día y muy bien…

—¿Y quién paga ese trabajo?— el asunto pareció interesarle al viejo.

—Una empresa inglesa que se dedica a investigar y filmar en zonas que aún figuran inhóspitas y  vírgenes.

—Ahhh…

Sólo el chúcaro aceptó la invitación. Era un guía experto y serio, hablaba poco y conocía las islas.

Se pusieron de acuerdo y a las seis de la mañana se encontrarían en el  muelle del Carapachay, de allí, tal vez en una hora, llegarían a la isla de los tigres.

El chúcaro llegó  antes de las seis, el viejo Cedrón lo acompañaba, recién comenzaba a clarear  y un cielo bañado de nubes anaranjadas anunciaba que iba a ser un día bello y caluroso. Cargaron sus mochilas, el viejo los despidió, pero antes de que partieran le entregó a Leandro un arma. 

—Tengo mi navaja —dijo Bruman observando la Bersa 22 que le ofrecía don Cedrón.

—Guárdela en su mochila, esta es más  eficaz –le dijo—  nunca se sabe que puede suceder en esa isla…

Subieron a la lancha que los llevaría  hasta el muelle donde comenzaba  la selva. 

La lancha cortaba en dos el río, generando  una espuma que se abría a ambos lados y lograba que el alemán no pudiera quitar sus ojos de ella. En poco más de una hora llegaron  a la isla de los tigres. Desembarcaron en un muelle  deteriorado por el abandono y los años.

Continua el miércoles…

 


17 comentarios:

Elda dijo...

Ya estoy deseando que llegue el miércoles. Este cuento tiene muy buena pinta y escribiéndolo tú, seguro que es de lo más entretenido.
Un abrazo María Rosa.

Susana Moreno dijo...

Espero impaciente. Un beso

Juan L. Trujillo dijo...

Espero con sana intriga, el futuro nudo y desenlace.
Seguro que no nos defrauda.
Besos.

Campirela_ dijo...

Pues de momento me quedaré esperando que llegue el miércoles para ver que pasa con el alemán y los tigres ..promete muakissssss.

Margarita HP dijo...

Deseando que llegue el miercoles amiga mia. Besos :D

Mª Jesús Muñoz dijo...

Vamos camino de la Isla de los Tigres, todo puede pasar...Asi que no preparamos para sorpresas misteriosas, amiga...
Mi abrazo y feliz semana de Resurrección.

Królowa Karo dijo...

I am very curious what will happen next ...

José Luis Asensi dijo...

Pinta muy bien esta primera entrega.Logra crear espectación por saber qué ocurrirá en la Isla de los Tigres y qué se encontrarán en ella.
Feliz semana,María Rosa.

Contratar a Pachu Peña dijo...

Excelente relato, quiero saber como sigue!!
Pase estas pascuas en el Tigre y es un lugar verdaderamente magico

J.P. Alexander dijo...

Genial relato veamos que pasa en las isla. Esperó el próximo fragmento de la historia. Te mando un beso

Sandra Figueroa dijo...

Todo puede suceder en una isla asi, buen capitulo amiga. Saludos.

Volarela dijo...

Se presenta misterioso e interesante...
A ver cómo nos sorprendes esta vez... 😉
Besosss

Laura. M dijo...

Vuelvo mañana :))
Buen martes Mariarosa. Cuídate.
Un abrazo.

Rose �� Sarah dijo...

I'm highly thankful to you Dr Akhere for all the help you have given to me and my family and also for bringing my family back to me after all hope was lost due to I have made contact with many spell casters both online and physically but none was able to help me but since I met you Dr Akhere my life has been very wounderful and also filled with joy and happiness because finally my family is back as one and United family and ever since you helped me my husband has been treating me very nicely also treat me as a queen that I have always desired most importantly he doesn't have mistress any more and he gives me his time and attention like never before .

Thanks very much Dr Akhere is all I can say because if I start stating all the good things he had been doing ever since you helped me the world will become jealous .

You can contact him for help via email :- akheretemple@gmail.com or via WhatsApp :- +2349057261346

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Es uno de tus cuentos que ya había leído de la isla de los tigres. donde logras poner a la isla misma como personaje

Hada de las Rosas dijo...

🍀💕🍀En el origen siempre existe una centella,
como tu Chispa, que prende y vivifica todos los cuentos.
Empezo maravillosamente, buen pulso el tuyo!
Continuare leyendo. Besos

Jorge M dijo...

Bonitas imágenes para acompañar tan genial historia con esas aventuras que te hacen sentir vivo, mi admiración para ti amiga mariarosa, se feliz

La Bohéme.

          Es escuchar   “La Bohéme” y regresas desde tu mundo oscuro, vuelves a cantar junto a mi oído con la magia de tu voz ronca que ...