martes

Hasta pronto.







Mis queridos amigos, por un tiempo me retiro del blog. Les dejo de regalo una rosa de mi jardín y mi cariño. Necesito descanso, mi corazón se está portando como un niño caprichoso y hay que atenderlo.
Espero regresar pronto.

María Rosa

29 comentarios:

Mirella S. dijo...

Cuidate mucho, Mariarosa. Espero que puedas regresar prontito, te voy a extrañar.
Un abrazo enorme.

buhoevanescente dijo...

hola! me has puesto triste, pero cuidate mucho y te esperaremos de nuevo, gracias por el regalo asi como fueron siempre tus versos y letras, besazoenorme.

Ester dijo...

Cuida ese corazón, mímalo y recítale tus poesías. Te esperamos por aquí, Abrazos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Si es por un tiempo, está bien, aunque se te extrañará.
Un abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

Cuídate mucho amiga. Regresa cuando sea el momento por ahora a descansar y cuidar ese lindo corazón. Saludos y abrazo Maria Rosa.

Elda dijo...

Cuanto lo siento María Rosa porque tus historias me encandilan, pero el corazón es muchísimo más importante que cualquier afición, así que te deseo un buen descanso y una excelente recuperación.
Un cálido abrazo.

Margarita HP dijo...

Mi querida María Rosa, ni te imaginas cuanto voy a echar de menos tus historias magníficas. Pero lo importante, es tu corazón. Gracias por esa rosa preciosa de tu jardín, y cuidate mucho para que puedas regresar pronto. Te voy a echar de menos. Un beso muy fuerte cariño :D

Mari-Pi-R dijo...

Pues te espero con tus buenos escritos, un abrazo.

Campirela_ dijo...

Amiga cuídate mucho y aquí estaremos esperando tu regreso , ahora lo importante eres tú ..Gracias por esa rosa y recibe mi cariño y todo positivismo mejorate ..Besos .

Rafael dijo...

Hasta pronto y recupérate bien.
Un abrazo.

Auroratris dijo...

Cuídate mucho y descansa. Gracias por este detalle.

Un abrazo inmenso ❤️

Susana dijo...

Que descanses. Un beso

Netomancia dijo...

María Rosa, mis mejores deseos. Un abrazo enorme.

Alís dijo...


Cúidate mucho y espero verte de vuelta pronto

Un abrazo enorme

J.P. Alexander dijo...

Se te extrañara. te mando un beso

Ernesto. dijo...

Hasta pronto, pues. Y cuídate!

Abrazo Mariarosa.

Laura. M dijo...

Cuídate. Te esperamos.
Un abrazo.

Julia dijo...

¡Cuídate mucho, la salud es lo primero!
Te esperaremos con los brazos abiertos
Un beso

Teresa dijo...

Espero que pronto estés recuperada. Besitos y gracias.

yessykan dijo...


Eres fuerte y llena de vida; estoy segura que te recuperaras pronto. !Porque todavía tienes mucho por disfrutar!
Un saludito

José A. García dijo...

Nos leeremos a tu regreso.
Mucha suerte.

J.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Quedamos a la espera, apreciada Maríarosa, y pendientes de tu salud. UN abrazo desde mi cubil colombiano. Carlos

Navegante dijo...

Ojalá salga todo como deseas, vuelvas o no.
Un abrazo.

Meulen dijo...

Y que así sea estimada
renovarse en esa intimidad sirve de mucho
te dejo un gran abrazo!

Maru dijo...

Qué curioso, a mi me ha pasado lo mismo más o menos, bueno, no siempre la inspiración nos a compaña. Que estés bien es mi deseo.

Antorelo dijo...

Mucha salud y un enorme abrazo. Te esperamos.

Elda dijo...

Hola María Rosa, ¿qué tal vas?, que sepas que se te echa mucho de menos, bueno, hablo por mi.
Espero que te repongas pronto y sigas contando tus esplendidas historias escritas.
Un abrazo y buena semana.

Navegante dijo...

Querida amiga, he vuelto para despedirme.
Mi blog ha llegado a su fin, pero no lo eliminaré, lo que quise contar desde un principio ya fue contado.
Quiero dejarte un saludo muy especial ya que tu compañía durante todo este tiempo ha sido muy grata.
Espero que mejore tu ánimo, yo te deseo lo mejor.
Gracias por todo.
Besos y un abrazo.

Flor dijo...

Hola Guapa , Cuídate mucho amiga , ya que el corazón es un órgano
muy delicado , no sabía que estabas maliata amiga mía , te deseo una
feliz mañana , besos preciosa amiga , aquí estaremos para cuando
puedas volver , tú cuídate, besos de flor.

Mundo misterioso.

    Las palabras de doña Jacinta volvieron a mi memoria, las historias que  había relatado tantas veces y que me causaban...