domingo

Los ojos de Frodo



Frodo había sido mi compañero, mi amigo, crecimos juntos, fue parte de mi niñez y adolescencia. Su muerte me llenó de pena y creí que una buena forma de que siguiera a mi lado era embalsamarlo.
Él  y yo seguiríamos juntos como antes. No a todos les pareció buena mi idea. Mi madre se horrorizó. 
Tiempo después,  al  verlo  sentado al costado de la chimenea, decía que estaba vivo y que sus ojos la seguían. Le dije que los ojos  de vidrio, no se movían, ella no entendía y como no quise ceder a sus caprichos,  dejó de venir a visitarme. No me importó, yo no quitaría a Frodo de mi casa.
Luego apareció en mi vida Rodrigo, un encanto de hombre, no llegamos a vivir juntos, éramos novios con cama afuera. Él decía que trabajar en el centro y vivir en las afueras de Buenos Aires era muy molesto, que debía madrugar demasiado, simple argumento para no vivir en casa. Hasta que descubrí  que la presencia de Frodo lo inquietaba. “Me mira, sus ojos me siguen”  Repetía las mismas pavadas que decía mi madre, seguro que se lo había escuchado a ella y entre los dos quisieron chantajearme. No cedí. Frodo seguiría en su lugar. Al fin Rodrigo también se fue.

Era una alegría llegar del trabajo cada tarde y verlo allí, parecía estar esperándome, lo saludaba y le hablaba como si estuviera vivo.

Un sábado a la medianoche, desperté sobresaltada, escuché un tumulto en el cuarto contiguo.  Alguien gritaba. El ruido de una silla al caer y el sonido de cristales rotos, me confirmaron que  un ladrón, había entrado. Llamé  al 911, en pocos minutos varios hombres armados irrumpieron  en el living.  El cuadro era impresionante,  un hombre ensangrentado, nos miraba despavorido.  Lo esposaron,  mientras gritaba enloquecido: “Fue el perro, ese maldito perro  me atacó”.   El oficial observó a Frodo, luego a mí  y  salió murmurando algo que no entendí…





26 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que notable historia.
Y bien el recurso de insinuar una historia terrorifica. Para derivar en que el perro protegió a su dueña, aun después de muerto.
Que interesante.
Saludos.

PieL dijo...

Que buen relato
mira si soy ""loquita"" que pensaba que Frodo era un antiguo amor .. ay me voy a tener que mirar esta cabeza

Un abrazo

Joaquín Galán dijo...

Un relato que me recordó alguna de las narraciones extraordinarias de Poe.Tiene intriga y algo de terror,como las suyas.
Por esta frase: "Tiempo después, al verlo "sentado" al costado de la chimenea..." pensé que se trataba de una persona...Luego,al leerlo de nuevo sabiendo que era un perro,todo encajaba a la perfección...Enhorabuena María Rosa.

Abrazos y feliz semana.

Diana de Méridor dijo...

Me ha convencido usted para no embalsamar nunca a una mascota!
Su relato de hoy está en la más pura tradición de Poe, madame.

Feliz comienzo de semana

Bisous

Carlos Alberto. dijo...

Muy buena sorpresa a final... yo pensaba que era un exnovio...
este tipo de historias me encantan, porque uno va imaginando cosas y se topa con una pared en la que no había imaginado

besos y enhorabuena.
Carlos

jordim dijo...

bien tirado, buena puntería.

Franziska dijo...

¿Sabes que has conseguido ponerme los pelos de punta con este relato? Es tan bueno que si lo presentaras a algún concurso de cuentos, te lo premirían. Lo encuentro perfecto. Ni sobran ni faltan explicaciones. Enhorabuena, has acertado. Un abrazo. Franziska

Franziska dijo...

La palabra que he querido escribir es: "premiarían". No escarmiento, leo los mensajes cuando ya no puedo corregirlos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

María Rosa, me alegro de volver de nuevo con vosotros, amiga...La historia que nos muestras es tremenda, lo tiene todo para engancharnos hasta el final...El alma del perro seguía presente y su dueña lo veía todo normal...Muy bueno, amiga..Mi felicitación y mi abrazo de luz y cariño.
M.Jesús

Abuela Ciber dijo...

Me erice!!!!!!
Cariños y buena semana

Omar enletrasarte dijo...

muy buen relato, me gustó
saludos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

He quedado sorprendido con el desenlace, después de todo tu madre tenía algo de razón... algo extraño pasaba con Frodo.

Un abrazo.

maria del carmen nazer dijo...

Hola María Rosa ! Guauuu ! qué final !... me encantó !
Disculpa mi tardanza. Ando en preparativos para mi operación de catarata.
Veo muy mal y ando lenta. Dicen que todo va a cambiar. Esperemos.
Un montón de besos.
¡Feliz semana!

Ernesto. dijo...

jajajjajajja...

Me río porque imagino la escena con el oficial mirando a unos y otros y murmurando...

Por lo demás, Mariarosa, ese misterio hasta el final incluso en un texto tan corto. Muy bueno.

Aunque estaba claro que no podía ser un ex... ¡Demasiado truculento!

Un abrazo.

ReltiH dijo...

EXCELENTE, SIEMPRE TÚ TAN EXCELENTE!!!
ABRAZOS

Karima Zouine García dijo...

¡Qué bien relatado! Una historia de suspense que nos deja en ascuas hasta el final. En tu línea, querida amiga.
Un abrazo.

Volarela dijo...

¡Muy bueno!
Sobrecogedora y genial narración.

A mí tampoco me han gustado nunca los animales disecados... ni las muñecas ni nada que te recuerde a un ser real...

Muchos besos :)

Soñadora dijo...

Impresionante historia, tal parece que Frodo estaba decidido a cuidar a su ama por siempre.

Besos!

José A. García dijo...

Algunas frases mejor no comprenderlas del todo...

Buen relato María.

Saludos

J.

Boris Estebitan dijo...

Y Frodo continuo con su destino de proregerla mas alla de la muerte.

Antorelo dijo...

Magnífico relato, siempre encanta leerte, nunca dafraudas. Un abrazo

Diego Sánchez dijo...

Si no fuese un maravilloso relato producto de tu imaginación, podría pensarse que el perro, aún después de muerto, te seguía queriendo.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Eso es amor para siempre, y para después del siempre. Me ha encantado María Rosa. Un fuerte abrazo de corazón. Me despido de ti por el Verano ya hasta Septiembre. @Pepe_Lasala

Anónimo dijo...

Una forma clara, precisa, y hasta me atrevería a decir "inquietante" de manejar el hilo de la narración. Si bien ya estoy sobre aviso, siempre logras sorprenderme.
Un excelente relato, y un final sorpresivo y contundente. Un gustazo poder leer tus creaciones....Con afecto soberbia escritora. Juan Ángel Petta

María Socorro Luis dijo...

Muy bueno. De los que me gustan. Enhorabuenayabrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Creo que es el mayor elogio de esa amistad clásica que se reconoce en el perro. MI abrazo. Carlos

Retazos.

Nací en un barrio-campo, entre el verde de la alfalfa y calles de tierra, con mariposas mañaneras y luciérnagas nocturnas, dond...