domingo

Cordura.





Se abrió la puerta  y una mujer sonriente salió a recibirla, la abrazó y emocionada le dijo:
—Mi querida Ana cuanto me alegra verla de vuelta, se la ve muy bien. Abrí la casa para que el sol se adueñe de los rincones.
La tomó del brazo y entraron juntas, recorrieron las habitaciones, todo estaba igual, minutos después la mujer dijo:
—Vendré todas las mañanas para ayudarla en los quehaceres…
Le entregó las llaves y continúo hablando, pero Ana no escuchaba. Al fin se fue y Ana quedó sola.
Fue hasta su cuarto y al entrar, el espejo le devolvió una imagen desconocida, la de una mujer extremadamente delgada, con ojos tristes, que parecían vacíos.
Se sentó en la cama y recién allí se dio cuenta que la mujer de la limpieza se había retirado. Estaba sola.
Fue a la cocina y se preparó un té, no tenía apetito. El ruido de una silla, la obligó a mirar detrás de ella, sonrió.
—¡Cuánto los extrañé! —dijo— sé que ustedes también. Un año es demasiado tiempo. No saben que frío hace por las noches en ese hospital, los gritos de los internados retumban en el silencio. Me alojaron en una celda con paredes acolchadas, los médicos, varias veces al día me inyectaban, hacían preguntas y pastillas, siempre pastillas, verde a la mañana, roja por la tarde y dos rosas por la noche.
Se largó a llorar, una mano suave como de nieve, le acarició el pelo. Continúo hablando:
—Fue un infierno, hasta que comprendí cuál era la solución para salir de allí.  Decir mi verdad ofendía los patrones de conducta   que ellos crearon y a lo que llaman cordura. Cambié de política, respondía a  los especialistas, lo ellos querían escuchar, por eso estoy aquí. Han aceptado que viva sola, vendrán a visitarme y seguiré repitiendo las mismas respuestas. Los negaré, no lloren, los tengo que negar, es la única forma de poder estar juntos. ¡No lloren! ¡Yo los amo!  Pero, los psiquiatras nunca van a entender, que  dos fantasmas sean mis amigas…


27 comentarios:

Mavi en blanco dijo...

Buscó su mejor solución...yo hubiera hecho lo mismo jjjj
muy original mariarosa.
Besitos
Mavi

Rafael dijo...

Bonito relato que nos dejas.
Un abrazo.

maria del carmen nazer dijo...

Buenísimo María Rosa. Un relato prolijo que mantiene el interés hasta la última línea . Un final imprevisto.
Me encantó.
Te dejo mi admiración y mi cariño.
Muchos besos.

ReltiH dijo...

SIENDO ASÍ, PUES HABRÁ QUE SEGUIR MINTIENDO. EXCELENTE RELATO.
ABRAZOS

Carlos de la Parra dijo...

Maravilloso.
En el universo de éste relato dejas a los lectores con la duda de si éstos fantasmas existían solamente en la mente de ella o si estaban presentes en verdad.

luís rodrigues coelho Coelho dijo...

Um regresso a casa.
Pode ser uma entrada na solidão ou pode fazer a reconstrução da nossa vida mais activa e solidária.
Precisamos de abrir as portas e janelas do coração.

Taty Cascada dijo...

Has apuntado a muchos temas querida María Rosa: primero el más obvio, los desordenes mentales que afectan a tantos en esta vida. Luego, las caretas que debemos usar para ser aceptados en esta sociedad, porque los fantasmas pueden ser aquellos que juzgan o intentan hacernos pensar y sentir como lo supuestamente debido y tercero, la dependencia farmacológica que transforma a un ser libre en una oveja domesticada. Muy buen relato María Rosa.
Un abrazo.

Mirella S. dijo...

Cuántas veces debemos recurrir a cierta complacencia con las "reglas" para poder seguir viviendo con tranquilidad.
Quizás para la mayoría Ana estaba perturbada, pero realmente ¿podemos asegurarlo?
Hay tantas cosas que desconocemos.
Un relato muy interesante y bien construido en su brevedad.
Besos, Mariarosa.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Muy bueno, Maria Rosa...A veces es necesario mentir para ganar libertad y calidad de vida...El hombre no va más allá de la apariencia materialista desgraciadamente...
Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer y tu amistad.
M.Jesús

TIGUAZ dijo...

Como siempre,con ese toque maestro que tanto me emociona.Es un placer salir del interior de la ausencia solamente a leerte. Mi cariño y un abrazo.

roberto dijo...

María Rosa. Realmente me emocionan tus relatos, me quedo pensando en la realidad ellos. Hay algo que np se puede explicar con palabras, sí con sentimientos.
Gracias por compartirlos,un abrazo.

Diana de Méridor dijo...

No, nunca lo van a entender, pero tampoco creo que puedan demostrar fehacientemente que los equivocados no son ellos.

Feliz tarde, madame

Bisous

Ernesto. dijo...

Vibrante historia Mariarosa. Entrañable.

Un gran abrazo

TIGUAZ dijo...

Por cierto. hoy estas de santo, felicidades

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que crueldad con alguien tan frágil, alguien necesita la compañía de fantasmas, alucinatorios o reales.

Meulen dijo...

existe mundo que solo quien vive en ellos sabe por donde salir a su tiempo...
y por donde ingresar cuando le de la gana
aunque muchos que se creen cuerdos tienen al mundo al revés y aparentemente eso es lo lógico...

lindo relato...me gusta ese halo de misterio bien construido

Kasioles dijo...

Me has tenido prendida en la lectura hasta el final.
Cada uno debe buscar el mejor modo para ser feliz y seguir viviendo, mientras no haga mal a nadie...todo vale.
Cariños en el corazón.
Kasioles

poemas lichazul dijo...

uno con uno en uno y por uno
ser feliz y sentirse bien consigo
quizá sea la mejor premisa
pero no siempre ocurre
cuantos hay que renuncian por el otro y para el otro

tu relato me deja internar y barajar las posibilidades a partir de suponer escenarios distintos

felicitaciones Mariarosa
abrazos y buena jornada

Lapislazuli dijo...

Sabia decisión
Abrazos

Karima dijo...

Tu historia me produce una gran ternura.
Pasa lo mismo con el significado de civilizado. ¿Quién es quien para definir el grado de civilización que debe tener un pueblo para ser considerado como tal a los ojos del mundo? Exceptuando los bárbaros, que todos sabemos quienes son, cada pueblo, etnia o país es civilizado dentro de su propia civilización.
Un abrazo, Maríarosa.

José Manuel dijo...

Cuantas veces la realidad debe ser escondida para continuar en la rutina sin alterar el orden establecido.
Excelente!!

Un abrazo

Carlos Alberto. dijo...

sin dudas encontró su mejor solución.

Muy buen ralato MAria rosa.

besos
carlos

Anónimo dijo...


Un relato más que interesante. Una "cordura" obligada, necesaria, una cordura que quizás nosotros mismos nos vemos en la obligación de utilizar para seguir perteneciendo a una sociedad que devora con ansiedad
la leve inocencia de la locura...Eres una gran escritora,no cabe duda. Mis respetos. amiga.10655

Anónimo dijo...

Un relato más que interesante. Una "cordura" obligada, necesaria, una cordura que quizás nosotros mismos nos vemos en la obligación de utilizar para seguir perteneciendo a una sociedad que devora con ansiedad
la leve inocencia de la locura...Eres una gran escritora,no cabe duda. Mis respetos. amiga.10655
JUAN ANGEL PETTA

disancor dijo...

Quizás estuviese cuerda, pero no se puede negar que tener fantasmas por amigos si que era un poco raro.
Maravillosa imaginación la tuya.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

José A. García dijo...

Lo mejor para nunca ofender a nadie, como cualquiera puede saberlo, es nunca ser uno mismo, sino todo lo que los demás esperan de nosotros. De ese modo todo es más sencillo.

Dicen.

Saludos

J.

María Socorro Luis dijo...


Pues el caso es que yo creo en los fantasmas... y creo, creo, que no estoy necesitando ningún psiquiatra.

Muy buen relato. Enhorabuena y besos

Una abuela especial.

Pintura de Jorge Frasca, argentino, pintor contemporáneo. Miraba a su abuela, ir y venir por el patio de tierra y dándole de co...