viernes

Desde la escollera.



Desde la escollera
descubro las rocas
ennegrecidas por el mar y  los años.
Cuántos  buscaron en ellas,
 en cada grieta una historia 
o un nombre grabado.

Excavadas  por las olas
paredes verticales
 centinelas del océano,
grito de la tierra
que no quiere naufragar
ante la fuerza del agua.

Desde el pirata Drake,
hasta Juan de Garay
conquistadores españoles
e indios Ranqueles,
todos admiraron tus ojos de piedra
 ya no están ellos,
y yo me iré algún día 
y ellas seguirán allí,
testigo firme y enérgico
con la belleza de las cosas creadas
sembrando  misterio y despertando admiración.




Imágenes de Mar del Plata, ciudad balnearia de la Provincia de Buenos Aires.

23 comentarios:

elisa lichazul dijo...

siempre he tenido una duda algo infantil
el sabor del río de la plata es dulce? o es salado?
un mar interior asemeja con esas bellezas de sus orillas y ese horizonte que se pierde

besitos y buen fin de semana
:D

Rafael dijo...

Desde la escollera puede verse el infinito y también el "infierno", según se mire.
Un abrazo y feliz fin de semana.

TIGUAZ dijo...

Siempre desde la escollera se contempla el infinito de la misma forma que algunos disfrutamos de la escollera, otros tratamos de saber cuando nos falta alguien si estará bien en su escollera. Mi cariño y afecto desde esta escollera de mi otro mar.

Marinela dijo...

¡Cuantas cosas bellas nos da la naturaleza! Tenemos que aprender a quererla y a cuidarla, para que las venideras generaciones las puedan disfrutar como nosotros.

Un abrazo, querida María Rosa.

Cuentos y Algo más. dijo...

Maria Rosa, tu poesia es tan adictiva como la naturaleza.
como puedo hacerte un comentario en privado?
un gran abrazo y buen fin.
carlos

Pluma Roja dijo...

Al igual que la luna, continuarán inspirando al poeta.

Linda poesía.

Saludos María Rosa.

Lapislazuli dijo...

Muchas veces mire con las mismas dudas esas piedras
Abrazos

Mirella S. dijo...

La escollera de Mar del Plata es bella e imponente, le hace el aguante a las olas y al misterio del mar.
Lo supiste reflejar muy bien en tu poema, Mariarosa
Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Maria Rosa, tu poema es un canto a ese mar, que ha albergado en sus aguas tantos sueños, tantas penas y esperanzas...Me gusta ese sentimiento lleno de nostalgia,de amor y de vida, que lanzas desde la escollera...Me uno a él y te dejo mi gratitud por compartir y dejarnos tan buenos posts.Mi abrazo inmenso y mi cariño, amiga.
Feliz fin de semana desde el pueblo.
M.Jesús

Antorelo dijo...

¡Cuántas evocaciones nos proporciona el mar! Es un placer leer tus versos.
Buen fin de semana.
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Mar, escollos, su furia o quietud, belleza son
Gratisimo leerte
Con cariño te deseo buenisimos momentos en el fin de semana!!!!

María Socorro Luis dijo...

Escollera. contemplar la fuerza y poderío del mar desde nuestra pequeñez y fragilidad.

Hermoso poema. Abrazo.

Mavi en blanco dijo...

Belleza en la fotografias y hermoso el poema.
Abrazos
Mavi

ReltiH dijo...

ESOS "OJOS DE PIEDRA". IMAGINO SUS MIRADAS!...
UN ABRAZO

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Fueron, son y serán testigos mudos del paso del tiempo, en ellas están sus huellas.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Sobre las feroces olas, sobre las oscuras rocas amenazantes, siempre vuelan los sueños del poeta, haciendo agradable la vida. Saludos JUAN ANGEL PETTA

Taty Cascada dijo...

Esas rocas que tanto amo en todas las playas con roqueríos, tienen algo que nunca podremos terminar de definir. Simplemente se les ama y siempre provocan y provocarán admiración y seducción.
Un abrazo María Rosa. Me encantó tu poema, porque amo el mar.

disancor dijo...

Hermoso tema y hermosa imagen te han inspirado el mejor y más bello de los poemas. Mis sinceras felicitaciones.
Un beso.

José Manuel dijo...

Hermosa admiración hacia el testigo del tiempo y su nostalgia.

Un abrazo

jose a. garcia dijo...

Precioso, vivo muy cercano al mar y entiendo lo que has escrito puedo oler el aroma de sal en este momento, bonito y evocador un saludo María Rosa

elisa lichazul dijo...

buena semana Mariarosa
besitos y abrazos energéticos
:D

Diana de Méridor dijo...

Cuando todo cambia a nuestro alrededor, y pasamos por calles que no reconocemos ya, aún quedan lugares inmutables que nos transmiten esa sensación de eternidad y solidez. Me gusta que así sea.

Feliz día, madame

Bisous

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La naturaleza siempre nos asombra, como estas rocas que motivan estos versos. Cuánta misterio o historia encierran...casi in pertérritas en el tiempo. UN abrazo. Carlos

Gracias por pasar....

Cada palabra es el eslabón de un rosario que va enlazando cuentos y poemas, historias que alguna vez imaginé, que me han contado o que escuché el un micro de viaje y hoy nacen para ustedes.
Gracias por acompañarme en esta dicha de escribir.

María Rosa