viernes

Desde el bolsillo...



En una esquina cualquiera nos cruzamos y en ese intercambio de miradas, me enamoré. Fue cursi, pero real; amor a primera vista.
¿Qué encontré en vos? Hasta hoy no lo sé.
Fuiste un viento que arrolló mis conceptos sobre el amor y me dejó sin fuerzas, sin ganas de luchar contra ese sentimiento que crecía con cada palabra, con cada sonrisa y con ese gesto de torcer la boca y alzar  la comisura del lado izquierdo, cada vez que ibas a decir una broma. Y fui feliz, con la alegría de una niña al cruzar el umbral de salida  de la escuela y abrir los brazos a la libertad.
Para quedarme a tu lado  encontré el lugar ideal, el bolsillo de tu camisa, junto a tu corazón y abrigada al calorcito de tu pecho. Te fui conociendo con cada frase, escuchando la música que te gustaba, leyendo tus poemas, despertándome cada mañana al ver el sol y escuchar tu tarareo. Todo era vida a tu lado.
Hoy  ha sido diferente.  
Te has ido. 
Me has olvidado. He quedado en tu bolsillo, quieta y con ganas de llorar. Te fuiste de madrugada y dejaste olvidada la camisa. 
No cabía en tu mochila.



31 comentarios:

TIGUAZ dijo...

El amor ese sentimiento de "bolsillo de camisa" que sin razón aparente nos engarza como una perla al anillo.
Los que tenemos, a los que aun nos queden sentimientos, cada día menos, es muy fácil que nos dejen las prendas en cada rincón de sueños.
Sabes que me encanta tu lectura de a lo lejos pero cerca, ahora se me escapa un lagrima de cariño.

Innombrable dijo...

muy bueno... ese setimiento que se llama amor... uyyy como dice cosas...

hay un pequeñin error de dedo en esta frase " cada ves que ibas a decir una broma" Eso nos pasa a todos.

hermoso escrito.
saludos
carlos

ReltiH dijo...

MUY MELANCÓLICO TEXTO.
UN ABRAZO

CHARO dijo...

Un final triste en esta historia y es que los amores a primera vista no se consolidan tan faculmente....yo no creo en eso del flechazo.Besicos

Aldonza Laugh dijo...

Maravilloso. Con ese ser que se amolda a un bolsillo has transmitido lo pequeño que se sentía al lado de la persona amada y, al final, minúsculo. Eres grande, Mª Rosa.

Abrazo de Aldonza.

http://lecturaalahoradelte.blogspot.com.es/

maria del carmen nazer dijo...

No pude evitarlo. he llorado. Soy llorona pero hoy tengo un día gris y tu prosa es tan delicadamente triste.
El amor es así. A veces nos regala risas. A veces nos regala lágrimas.
¡Hermoso relato María Rosa !!

MUCOS BESOS :)

Leticia dijo...

Lo mejor de ese olvido, es este poema, tan delicado y ferviente, el que ha salido del bolsillo de la camisa y ha encontrado otro amor, la poesía.
María Rosa, feliz fin de semana.

La Dame Masquée dijo...

Pero seguro que reencuentro será muy dulce, cuando él regrese con su maleta, después de las vacaciones, y se dará cuenta de lo mucho que ha echado de menos su camisa, con ese bolsillo sobre su pecho en el que caben mil bellos sentimientos.

Feliz día, madame

Bisous

Rafael dijo...

Letras de un adiós y una despedida silenciosa.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Entrañable,sencillo y directo...amiga.A veces el amor nos hace grandes y otras insignificantes, pero lo cierto es que nunca nos deja indiferentes...Y ese amor guardado en el bolsillo era un encanto...Seguro que lo echará de menos, seguro que si...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu brillante y cálida inspiración, Maria rosa...
Mi abrazo grande y mi cariño.
Feliz fin de semana.
M.Jesús

Rosi dijo...

Muy bonito tu relato.
Al menos dejó su camisa y te diste cuenta...¡A veces ni eso!
Un cariñoso abrazo.
Rosi

elisa lichazul dijo...

retieno relato
me recordó una canción

http://www.youtube.com/watch?v=QkrCOtmMOf0

feliz fin de semana

Mirella S. dijo...

¡Cómo nos hiciste entrar en la personalización de un objeto...!
Muy bueno y tierno.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Tal como la vida misma.
De la alegría al desconsuelo...

Besos.

Jerónimo dijo...

Un texto sencillo y emotivo para expresar el amargo sentimiento del abandono.

Saludos.

Adelfa Martin dijo...

Cuana¡do el dejar ir nos enfrenta a la realidad de que ni siquiera el amor es para siempre... dificil lecciòn de vida que tu narras esplèndidamente..

aludos

Taun We dijo...

Supongo que todos alguna vez nos quedamos por ahí olvidados... el amor es eso, un ir y venir, un estar y dejar de hacerlo.

Un saludo, me encantó.

Taun.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Contundente. Una cara del amor tan citadino. Puede acabarse así en la misma como empezó: sin razón. El amor también es efímero: lo dice tu cuento, que es trasvaso de la realidad. Me gusta ese final, algo irónico, con lo de la camisa...UN abrazo. Siempre grato leerte. carlos

María Socorro Luis dijo...


Magia y encanto. Un precioso texto.

Te felicito.

Mavi en blanco dijo...

Preciosa la presentación,poema acertado y real como la vida misma. Y es que como dice la canción "Un gran amor es aquel que acaba mal"
Feliz domingo y buen Septiembre.
Besos
MAVI

disancor dijo...

...y tu amor quedó en el recuerdo del bolsillo de la camisa. Sencillo y tuerno desenlace.
Un beso.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola María Rosa, grata sorpresa encontrarte en mi casa, tras tanto tiempo de ausencia por mis largas vacaciones.
Nos has dejado un buen relato, con un final estupendo, aunque sea en desamor, el hecho que olvidará su camisa, es, que el amor no cabía en sus proyectos.
Te felicito
Con ternura te dejo un beso
Sor.Cecilia

José A. García dijo...

¿Quién dice que los lugares comunes no son dignos de volver a ser recorridos?

Saludos

J.

Mercedes Pajarón dijo...

Esta vez ganó la mochila, ¿por ser más grande?

Un relato con guiño al lector...Me ha encantado.

Como ya sabes, he vuelto a la blogosfera...¡Se acabaron las vacaciones! Ahora toca leerte...por fin.

Un abrazo y feliz septiembre.

Lapislazuli dijo...

Nostalgico y hermoso texto
Abrazo

Luján Fraix dijo...

Que sentimiento precioso, cuánta añoranza de un amor tan simple y tan grande.
Un placer Mariarosa leer tus textos.
Un beso grande.

Susana Jiménez dijo...

Donde hay amor, también cabe el desamor, pareciera que no pudiera estar el uno sin el otro , solo nos queda el recuerdo de lo vivido que podría llevarnos a revivir instantes.
Un gusto leerte
Abrazos

Pato dijo...

Tal vez por un tiempo vivas allí, en el bolsillo, pero un día ese lugar quedará chico y saltarás porque te abrán vuelto a crecer las alas.

Precioso cuento.

Besos!

José A. García dijo...

Las cosas, como algunos recuerdos, van decantándose poco a poco, sin que ni ellos ni nosotros nos demos cuenta.

Saludos

J.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Gracias querida amiga por tu alentadora presencia en mi blog, a pesar de mi ausencia, motivada por los problemas que estamos afrontando en mi tierra natal.

Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

pásalo bonito
:D

La foto.

La única vez que vi la imagen tendría unos siete años y me conmovió su crudeza. Entré en un mundo ajeno del que no comprendía el si...