viernes

Ficción sin ciencia.



Algo extraordinario estaba sucediendo con Adriano, algo que yo no lograba dilucidar. Por momentos lo  encontraba  sonriendo estúpidamente, otras veces con el mismo gesto escuchaba música o quedaba embelesado  observando en el espacio al planeta azul.
Desde el  día en que alunizamos y vio por primera vez en la base al  doctor Antinoo, comencé a notar el cambio. Un cambio de personalidad muy notable.
Mi primer pensamiento fue echarle la culpa a la baja gravedad que en la luna es seis veces menor que en la tierra o a la atmosfera que casi  no existe, pero no hallaba lógica razonable.
Por más que nuestros equipos estaban preparados para soportar  el nuevo ambiente,  era lógico que el cambio le  afectara.
Tuve una sospecha al ver su conducta, pero me dije  que era imposible, hay cosas que no pueden ocurrir. Sin embargo las actitudes de Adriano ante  Antinoo, su forma de mirarlo, daban a entender  que mis conjeturas podrían ser ciertas. Cada mirada era una caricia, imposible engañarme. 
Lo conozco desde el año  2092, fecha en que Adriano y yo comenzamos juntos  los  viajes espaciales y nunca lo vi así.
Pensé  en hablar con mis superiores, pero para qué, no me iban a creer…
Ante semejante denuncia lo más lógico, sería que  me mandaran a un centro de reclusión psicológica. Me considerarían un mitómano, un hombre capaz de falsear la realidad con historias imposibles de creer. Al fin de cuentas…

¿Cómo explicarle a un psicólogo espacial, que Adriano,  un androide,  se ha enamorado del doctor Antinoo  que es  humano?

34 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

En la película Blade Runner pasó algo parecido.

Besos.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Sabes toro, si buscas en google Adriano y Antinoo te vas a encontrar con una historia de amor entre dos hobres de la Antigua Roma, de allí elegí los nombres.

gracias.

elisa lichazul dijo...

me recordé de un cuento que leí hace tiempo, en donde algo parecido pasaba

claro que eran otros los nombres y otros escenarios, pero el androide terminaba sintiendo por su humano a cargo amor

abracitos y feliz fin de semana

Innombrable dijo...

ESO DE PESAR 6 VECES MENOS EN LA LUNA ES UNA BUENA ESTRATEGÍA PARA BAJAR DE PESO...CLARO ESTÁ, AUNQUE LA MASA SEA LA MISMA.
ME HA GUSTADO MUCHO EL RELATO, UN FICCIÓN SIN MUCHA CIENCIA, MAS QUE SENTIMIENTOS DE HUMANOS EN ANDROIDES
UN GRAN ABRAZO
CARLOS

Innombrable dijo...

Además has llevado al futuro esta historia de amor entre el emperador Adriano y su esclavo Antínoo. Posiblemente sea la pareja masculina más famosa de todos los tiempos y motivo recurrente en la literatura gay.

Sin embargo, no todos conocen los entresijos por los que discurrió este amor griego en plena Roma imperial y su proyección hasta llegar al siglo XXI, cuando el culto a Antínoo aún pervive.

un abrazo
carlos

PEPE LASALA dijo...

Buen viaje al futuro maría Rosa, me ha encantado. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

maria del carmen nazer dijo...

QUÉ BUEN TEXTO DE CIENCIA FICCIÓN mARÍA rOSA ! aDMIRO TU CREATIVIDAD.
bUENÍSIMO
Besos de alunizaje. :)

Pluma Roja dijo...

Muy bueno, para filmar.

Besos.

Mirella S. dijo...

Mariarosa, es muy interesante esto de explorar distintos géneros y abordarlos desde el propio punto de vista (sin tanta ciencia).
Me gustó, como también conocer la historia de Adriano y de Antinoo.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Interesante historia de ficción la que nos dejas en estas letras.
Un abrazo.

Mercedes Pajarón dijo...

Transformar una historia, trasladarla más allá del espacio y del tiempo, hacer acrobacias con los personajes y deleitarnos con el resultado...eso sólo podías hacerlo tú, Mariarosa.

Feliz fin de semana.

elisa lichazul dijo...

feliz fin de semana
abracitos y energías

Diana de Méridor dijo...

Madame, qué nombres tan sugerentes ha puesto usted a sus protagonistas. Eso nos recuerda que el amor es eterno e inmortal, que da igual en la vieja Roma o allá en el futuro. Y que, por desgracia, de una forma o de otra siempre habrá clases :)

Feliz fin de semana.

Bisous

Adelfa Martìn dijo...

¡que lindo, fresco y agradable de leer!, mis felicitaciones.


saludos

ReltiH dijo...

ME SACASTE UNA SONRISA. QUÉ BIEN!!!
BESOS

Jerónimo dijo...

Cualquiera sabe lo que nos depara el futuro al paso que vamos.Hasta pueden existir androides que se enamoren,¿por qué no?
Ingenioso relato futurista.

Saludos.

Geraldine, dijo...

ya hemos superado en parte la discriminación...asi que me imagino que en un futuro todo será posible sin asombros.

TIGUAZ dijo...

El texto, como todos, Maria Rosa, magnífico, las conclusiones también podrán ser diferentes, dependiendo del enfoque que le des. Yo me pondría a soñar desde esa Luna a esta Tierra repleta de sensaciones quzás descabaladas. Un placer leerte.

TIGUAZ dijo...

El texto, como todos, Maria Rosa, magnífico, las conclusiones también podrán ser diferentes, dependiendo del enfoque que le des. Yo me pondría a soñar desde esa Luna a esta Tierra repleta de sensaciones acaso descabaladas. Un placer leerte. Un beso

OZNA-OZNA dijo...

Mil gracias mi querida y admirada escritora por concedernos el privilegio de ser testigos de tan bello y mágico relato.
Muchos besinos de esta amiga que te desea feliz tarde de domingo con inmenso cariño.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola María Rosa, un buen relato en ambiente futurista y si te ha inspirado la historia del emperador Adriano y su bello esclavo, no nos debe de extrañar, es una bella historia de amor entre dos hombres que no juzgo y que comprendo.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, el emperador Adriano y su amante Antinoo llevados a la luna por tu magistral capacidad relatora. Transportándonos en el tiempo y la distancia pero a pesar de los siglos y las constelaciones abre una puerta a la esperanza de que los sentimientos no los altera la tecnología y sus avances.
La historia de los sentimientos en la Roma antigua, en el futuro remoto o en el presente, se repite.
Gracias por este viaje por la historia y por el espacio.
Un placer leerte.
Un abrazo

disancor dijo...

La verdad que no era fácil de creer una cosa tan alucinante.
Un beso.

MAJECARMU dijo...

María Rosa...Precioso relato, que nos viene a decir que, en la antigua Roma existía el amor, el mismo amor, que se repite y se repetirá a lo largo de los siglos, por mucho que avance la técnica y los conocimientos humanos...En el espíritu de los seres vivos late siempre la esencia del AMOR...
Mi felicitación y mi abrazo grande,compañera y amiga.
Feliz semana,María Rosa.
M.Jesús

elisa lichazul dijo...

buena semana MARIAROSA
abrazos y energías

Taty Cascada dijo...

Adriano y su bello Antínoo inspiraron a grandes poetas y escritores. Recuerdo a la Yourcenar y sus Memorias de Adriano. El amor es posible en todo, desde todo y para todo, porque el amor es esencia entrega sin envase ni contextura.
Un beso María Rosa. Muy bueno el relato.

La Gata Coqueta dijo...



Llena tu mente de bellos pensamientos
y deja que ellos trabajen en tu corazón,
pintando un interior de alegría,
para que aflore en el espejo tus ojos
la más bonita de las sonrisas.

Te deseo tengas un hermoso
comienzo de semana.

Esta amiga que te quiere y aprecia!
María Del Carmen



Robledo Ruiz dijo...

Muchas gracias por tu visita, un beso

Soñadora dijo...

Muy bueno, pensé que el desenlace era al revés.

Un abrazo!

elisa lichazul dijo...

muchas gracias por tu palabra
ten una jornada preciosa
besitos

La Gata Coqueta dijo...



A ti que estás leyendo esto, te dejo las siguientes menciones...
Que tengas un fin de semana colmado de bendiciones,
para que tu corazón siga siendo un vergel de emociones.

Que a donde mires veas amor, siendo un toque de esperanza
y hacía donde camines encuentres la felicidad con templanza.

Esta que te quiere
y nunca te interfiere...
Atte.
María Del Carmen




Julia dijo...

Precioso texto, felicito tu talento,es un enorme placer leerte, gracias por compartirlo.
Recibe un gran abrazo.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Qué buen trabajo con un cuento no tan futurista, pues hasta tanto ha llegado la inteligencia ciber, en estos tiempos que los androides, ya procesan hasta emociones. Un abrazo. Carlos

Una abuela especial.

Pintura de Jorge Frasca, argentino, pintor contemporáneo. Miraba a su abuela, ir y venir por el patio de tierra y dándole de co...