martes

Villerito






Carita chata, ojos achinados
boquita que jura: ¡Me bua portar bien!
Naciste olvidado, sin cuna, con frío
y una manta vieja que no ofrecía abrigo
te cubrió la piel.
Tu casa es un rancho con piso de tierra
y un techo de chapas que calienta el sol.
Que destino espera
tus sueños chiquitos
con remera vieja
y hambre de ayer.
Un estado ciego se lava las manos
gente indiferente cruza y no te ve.
Pero vas andando, sin saber qué pasa
¿Por qué mamá llora y papá se fue?
Te duele la vida, tus manos vacías
y un mundo apurado que mira sin ver.

30 comentarios:

Mercedes dijo...

Mariarosa, se me ha encogido el corazón. Este poema acompañado de la fotografía... No sé si es que estoy cada vez más sensible o es que cada día me resulta más incomprensible que en este mundo de "progreso" siga habiendo inocentes que sufren nuestra maldita indiferencia.
Bella en su tristeza esta entrada.
Un abrazo.

Mundo Animal. dijo...

HOLAA MARIA QUE TRISTE REALIDAD NOS MUESTRA TU POEMA ME ENCANTO, ESPERO QUE TENGAS UN BUEN DIAAA, ABRAZOSSSS DE TU AMIGO CHRISTIANNNNN

Esencia dijo...

De tal manera lo expresan tus letras que una se halla tanto en el corazoncit del chico , como en de una madre, como en el de cuaquier ser humano que sea humano.

Escribes movilizand sensibilidades.

con cariño, esencia.

POLIDORI dijo...

Es tan bellamente impactante el poema como el retrato que ofrece.

Un abrazo.




John W.

FABIA dijo...

Tan sobrecogedor el poema como la foto. Triste realidad.
Besinos.

Man dijo...

Sí, y esto a nosotros ¿que nos dice?.
Miramos para otro lado o nos ponemos indignados porque el papá estado no hace lo que tiene que hacer (y sin duda es cierto) pero Villerito seguirá sin comprender.
Dirá:
Al fin y al cabo los gobiernos los eligen ustedes.
Mientras deciden y nombran una comisión ¿que como yo? Tengo el hambre de anteayer.
No sabe de macroeconomías ni de microeconómías ni economías sostenibles pero lleva muchos master hecho en la economía de no comer.
Hay que ser más exigente con los gobiernos que se gastan tantísimo en nadísima, sí... pero mientras tanto, al menos, demosle de comer porque él está cargando con nuestras culpas y nuestros delitos.
¿Te imaginas que fuera tu hijo o tu nieto?

emilio dijo...

Triste pero tan real...
Esos niños, esos pobres niños, esos niños pobres.
Que dolor y tristeza da leer tu hermoso poema.

Un abrazo.

Cele dijo...

De vez en cuando se me estremece el corazón, y eso me ha pasado hoy, mientras te leía. Y todavia hay quien mira para otro lado, o se enriquece a costa de la misera ajena.
Besos

reltih dijo...

muy, muy sentido tu escrito, conmueve.
un abrazo

vuelo de hada... dijo...

Ay que lindo pero trsite a la vez.
Realidades tan duras que les toca a ratos a estos pequeños que no eligieron esta vida.
Un abrazo

Maripaz Brugos dijo...

Mariarosa, que bien describes la terrible realidad de estos pobrecitos niños.

Un bello poema, para despertar las conciencias adormecidas.

Cariños

eltauromquico dijo...

Extiendes las manitos
en busca de la moneda
la gente te mira sorprendida
te acarician con la mirada.
Más la gente que pasa
Con el corazón de piedra
Hablan de la pobreza
Y no dan ni un duro.

Pluma Roja dijo...

Mucha sensibilidad social se lee en tu poema. Casos y más casos de niños olvidados ante la indiferencia de los mismos padres.

Linda observación mi querida amiga.

Saludos cordiales,

*Luna dijo...

Hola cielo un poema muy emotivo a todos eso niños
un beso corazon

GOGO dijo...

no me sorprende pa nada lo tuyoo..es un lujito de verass el disfrutar de tu sensibilidaaddd amigalmaaaaa..!!

lujito del bueno el leerteee..!!

mi cariñoo llenito de buenoss airess..!!

Ana dijo...

Me dejas con el vello de punta. Desgraciadamente es una realidad cotidiana.

Un besazo y feliz semana.

Josep Capsir dijo...

Lo triste es que no pasa desapercibido, simplemente giramos la cara a los problemas de los demás.

Buena reflexión Mariarosa.
Un beso

Josep Capsir dijo...

Muy poco por mucho...

http://www.aldeasinfantiles.es/Pages/default.aspx#donate

Netomancia dijo...

Las últimas palabras de estos versos suelo también emplearlas, porque tienen una fuerza real y devastadora: mirar sin ver. Muy bueno Mariarosa, reflexivo.

tia elsa dijo...

Esa querida María Rosa son los derechos de hoy que todavía no pudimos ejercer, duele mucho la niñez abandonada. Hermoso tu poema. Besos tía Elsa.

Adara dijo...

Un texto triste, y lo peor es que ocurre muy a menudo.

Un saludo!

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

En Colombia les decimos "gamines" pero los describes como los vemos a diario, ante nuestra indiferencia, como si fuera paisaje

Un saludo desde Medellín

Soñadora dijo...

Muy triste realidad Mariarosa, que se repite en todos los rincones de la tierra, y ante la indiferencia del resto.
Besitos,

AMBAR dijo...

Muy triste realidad y muy bien explicado, un problema tan viejo como la vida misma, hace que los niños que crecen con ese problema maduren mucho antes, el sufrimiento les hace ver la vida de otra manera, preciosa foto.
Un abrazo.
Ambar.

Marisa dijo...

Ternura en estado puro. Excelente, María Rosa, en contenido y forma.
Un saludo

salvadorpliego dijo...

Esto es escribir y saber llegar al corazón. Aplausos, aplausos, aplausos…

Un fuerte abrazo.

Carla dijo...

Tristes versos, pero tan bien escritos que llegan profundo al corazón.

Mercedes dijo...

Que sepas que tu poema le ha dado luz y calor.

Un abrazo!

Abuela Ciber dijo...

Estimada MARIAROSA

En esta semana donde se acunan tantos sentires, deseo la disfrutes de acuerdo a tus intimas creencias.

Nos veremos el domingo de Pascuas!!!

Cariños

AMBAR dijo...

Hola María Rosa, vuelvo a leer tus lineas, saludarte y desearte una feliz semana Santa, junto a tu familia y amigos.
Un abrazo.
Ambar.

Gracias por pasar....

Cada palabra es el eslabón de un rosario que va enlazando cuentos y poemas, historias que alguna vez imaginé, que me han contado o que escuché el un micro de viaje y hoy nacen para ustedes.
Gracias por acompañarme en esta dicha de escribir.

María Rosa