miércoles

Estilo de mujer.


 

 

 

Fue una misteriosa historia que nunca logre descifrar. Comenzó mientras visitaba los puestos de la feria de San Telmo.

Me habían invitado a participar  en una exposición de dibujos a lápiz sobre moda y estilos de la década del 70 y buscaba en viejas publicaciones, de las que hay muchas en la feria, la idea que me dieran inspiración para una  cara, estilo y moda de aquellos años. Una revista llamó mi atención y la compré. En sus páginas la moda de esa década,  lucia bellas modelos, fotos de una época donde los peinados,  los zapatos LuisXV, marcaban un ritmo, era todo un combo que me daría inspiración para dibujar temas de esa época. De todas esas bellas jóvenes fui copiando algo hasta lograr una cara que simbolizara según mí idea, esos años. Hice diferentes dibujos, pero siempre con la misma mujer ideada por mi imaginación. El día de la inauguración  se acercaba y llegué al último día con la terminación de mis cuadros. Mis profesores me felicitaron, había logrado dar el efecto, estilo del setenta.

La exposición fue un éxito, los cuadros fueron admirados y algunos vendidos a buen precio.

Una tarde se acercó un señor mayor preguntándome quién había sido mi modelo, le dije que no hubo modelo que la joven de los cuadros eran producto de mi imaginación.

-No puede ser -me dijo- dígame la verdad, quién fue su modelo.

Volví a explicarle y decirle que de un catálogo de modas de 1970 había sacado y copiado peinados, modas, sonrisas, miradas, hasta lograr una cara que diera según mi parecer con el carácter de esos años. No dijo nada más y se fue.

Al día siguiente regresó, traía algo envuelto en papel madera, me pidió pasar a una oficina y allí desenvolvió lo que era un cuadro. La pintura de una joven apareció ante mis ojos y me dejó sin aire.

Era la misma cara que yo había pintado, sonrisa, mirada, color de cabello, hasta el estilo de sus aros, era igual. No supe que decir. El que habló fue el señor:

-Fue mi esposa, murió en 1974 en un accidente, tenía 24 años. ¿Me puede explicar cómo hizo usted para lograr en sus cuadros tal parecido de imagen…  ¡Es ella...!

Quedé muda, no supe que decir, ni explicar que había sucedido, el señor mayor me miraba tratando de descubrir en mí una verdad que yo desconocía, no encontré palabras, mis ojos iban del cuadro a la persona que tenía delante. Al fin me dijo:

-Le creo, veo que está tan desorientada como yo, le agradezco haber vivido gracias a sus dibujos una felicidad, que tal vez, será la más importante de mis últimos años.

 



16 comentarios:

Susana Moreno dijo...

Una hermosa historia. Un beso

Auroratris dijo...

Impresionante, me ha gustado mucho cómo nos introduces en la historia, la sutileza para dar el gran golpe final e impactar. Te felicito, María Rosa.

Mil besitos y feliz día ❤️

Rafael dijo...

Siempre hay ese motivo de suspense que se muestra en tus letras y relatos. Felicidades.
Un abrazo.

Ester dijo...

Desde luego misterio no le falta a tu historia, y más si creemos a la artista que dice no haber conocido a la modelo, nunca sabremos quien dirigió la mano cuando dibujaba. Has sabido conducirnos hasta el final amable . Abrazos

Alfred dijo...

Menuda sorpresa, al menos el hombre fue feliz.

Un abrazo.

Campirela_ dijo...

Qué buena historia, hay que ver la vida como es.
Ella no se fijó en modelo alguno y al final logro hacer feliz a ese hombre mayor que encontró en sus cuadros de nuevo a su bella esposa. Genial.
La vida nos da sorpresas y buenas muchas veces.
Un besote grande.

Citu dijo...

Me gusto la historia te da esperanza. Te mando un beso.

Hada de las Rosas dijo...

La dibujante fue una medium involuntaria. Me gusto la historia, es misteriosa y esperanzadora a la vez.
Besote, feliz noche!

Lu dijo...

Ah los misterios de la vida - o de más allá de la vida- María Rosa
Me gustó mucho tu relato
Abrazo
Buen Finde!

Soñadora dijo...

Que bella historia. A veces pasan cosas que no tienen explicación.
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Hay algo misterioso en la inspiración. Tal vez esa mujer se parecía a las modelos de entonces.
O la pintora se conectó con algo especial, que la llevó a dibujarla, sin haberla conocido.
Un abrazo,

stella dijo...

Fascinante, esta historia me ha llegado hondo por el misterio que encierra
¿que bonita es mariarosa, no sabes como he disfrutado y como mi imaginación
corre intentando averiguar como y porqué dibujaste sin saber a alguien que había
partido hace años
Bella historia
Un fuerte abrazo

Laura. M dijo...

Con tus relatos siempre logras engancharnos hasta el final. Y en muchos se nos eriza la piel. El hombre se fue feliz.
Buen fin de semana Mariarosa.
Un abrazo.

Majo Dutra dijo...

¡Qué cuento tan maravillosa, María Rosa!
Incluso me quede movida.
Que tengas días brillantes e inspiradores.
Un abrazo, estimada escritora.
~~~

Ernesto. dijo...

Una preciosa historia, amiga.
Detallada y delicada. Y siempre con ese deje de misterio hasta el final.
Abrazo Mariarosa.

stella dijo...

Vuelvo para adentrarme en la hiostoria, disfrutarla y felicitarte mariarosa,
Buen fin de semana y un abrazo gigante querida

Estilo de mujer.

      Fue una misteriosa historia que nunca logre descifrar. Comenzó mientras visitaba los puestos de la feria de San Telmo. Me habían...