viernes

Regreso al hogar.





Se le van los bueyes a la noche, las nubes cierran sus párpados oscuros apurando las tinieblas. La ciudad se duerme con la nana de un saxo lejano, que suena dulce como un beso.

Las calles  la reciben como a una amiga, el viento se hace brisa para acariciar su espalda y calmar el dolor que sube y se extiende por sus hombros.
Como tantas otras, Mimí es un drama, toda ella es un drama gris como la niebla que esta noche  parece   brotar desde el asfalto.
“Estoy cansada, a veces me pregunto: qué hice con mi vida, con mis sueños.”
Camina sin saber adónde ir, quiere encontrar su casa,  su mundo perdido; aún guarda remembranzas de aquel hogar tibio y  lejano, hasta el perfume a rosas de su madre deambula por  su memoria, es el arcano de su alma que siempre encuentra un motivo para brotar y elevarse.
“Hoy sentí miedo, todo sucedió tan rápido, un arma y el sonido fue un trueno, corrí, corrí  sin mirar atrás.”

Reconoce una avenida, presiente que está cerca. Cruza una plaza, el aroma de la dama de noche la embriaga, una alfombra de flores amarillas la recibe con la ternura de un abrazo. Respira profundo y  el dolor en la espalda sube y detona en su cabeza.
“No doy más, el suelo es suave,  quiero dormir, cerrar los ojos y olvidar.”  
La blandura de unos brazos ampara sus huesos cansados, un perfume a rosas la rodea, se duerme, la búsqueda ha terminado.


28 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Cuanto dolor y desolación, conmueven las palabras
Buen fin de semana
Cariños

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Siempre habrá un paraíso esperándonos, aunque la búsqueda sea un martirio.

Abrazos.

javier miro dijo...

Mimi es todo un drama , solo le falta , ritmo de tango y un bandoneon , muy bueno

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Aveces hay mucho frío en la vida, pero nosotros podemos ponerle calor y luz

Paz&Dulzura

Isaac

AdolfO ReltiH dijo...

AHHHHHHH... UN CIERRE ESPERADO.
ABRAZOS

MaRía dijo...

Regresar y descansar por fin
que triste que nadie le dijese que tenía luz,
a veces la vida nos pesa tanto que si
nos llegamos a sentir un ser gris

precioso relato

un abrazo

Elda dijo...

Que bello Mariarosa, me encanta como has empezado el relato, me ha resultado muy poética la introducción para luego seguir con el triste sentir de la protagonista hasta su descanso...
Muy muy bonito.
Un abrazo y buen fin de semana.

Margarita HP dijo...

Oh María Rosa. Cada vez que te leo me transporto a otro mundo. Solo te diré algo. Me has emocionado con tu relato, me has emocionado de verdad, me has hecho llorar, porque he sentido a esa dama amparada por el olor de las rosas y la soledad. Escribes muy bien, muy, muy bien. Un beso enorme :D

Diego Sánchez dijo...

El drama en la palabra hecho de poesía en prosa. Maravilloso relato.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mis respetos María Rosa....AEsta vezno se como comenzar el comentario...Quizás porque una historia es tan perfecta,...tan sentida. Casi una elejía. Gracias poetisa, por las alegrías que nos das...Afectuoso saludo. Juan Ángel Petta

Ernesto. dijo...

Todo el relato, ya desde el principio, está tintado de esa ternura anhelada de vuelta al hogar que, quien más quien menos, todos hemos sentido alguna vez... ¡Es al vida!

Y ésta, si supiésemos entenderla/aceptarla, no tiene porque representar la vía del Gólgota en busca de "bienestares" lejanos e inalcanzables.

¡Es la vida aquí y ahora!

Está al alcance de tu mano!

Abrazos, Mariarosa.

Ernesto. dijo...

Las palabras: "al alcance de tu mano" no están dirigidas a nadie en concreto. Y mucho menos a la autora del texto.

Aclaración necesaria, Mariarosa, pues al releer la frase me doy cuenta de su posible confusión.

AMBAR dijo...

Perdón María Rosa por tardar tanto en visitar.
Disfruto de este tierno y dulce relato.

La blandura de unos brazos ampara sus huesos cansados, un perfume a rosas la rodea, se duerme, la búsqueda ha terminado.


Aunque en el final me parece ver esa hora que a todos nos llega.
Bendita si así fuera, tan llena de paz como en tu relato y entre los brazos amados.
Un abrzo.
Ambar

Susana A dijo...

Nada como el hogar. Un beso.

Mari-Pi-R dijo...

Por fin se encontró amparada!, bonitas lineas, un abrazo.

Navegante dijo...

Cuando el dolor y la desolacion se hacen presentes está muy bien canalizarlos a través de una prosa. Y que buena prosa, muy intensa.
Saludos.

Rosana Marti dijo...

La vida es así...hoy lloramos, mañana reiremos.
Abrazos llenos de esperanza.

Magdeli Valdés dijo...

Hola
Un relato que me dejo interrogantes...
A quien extinguio ella? O sw hirio en suma y despues de herirse busca donde al fin morir...lo presiento por ese dolor que ella va sintiendo...o quizas le.dispararon...no se
En fin supongo ella quiere al.fin descansar si su vida ha sido miserable....es un camino que no comparto pero que sucede mas que seguido en este hoy.

Te.dejo un abrazo

Franziska dijo...

El relato de hoy nos deja en la penumbra e intuimos que esa persona está herida y va en busca de su refugio final y en ese fin la búsqueda es volver al hogar. Perdona si no lo he interpretado bien y si quieres darme alguna explicación, lo que tú consideres oportuno, me parecerá bien.

Un abrazo. Franziska

Taty Cascada dijo...

Lo interpreto como quien vuelve a morir al lugar que más cariño recibió: su hogar y, siente al final el perfume a rosas de su madre.
Muy sentido y bello relato María Rosa.

Un gran abrazo para ti.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Verdad que el cansancio y la soledad te llevan por caminos sinuosos, al fin ella logro llegar a la paz, tus relatos son únicos.
Abrazo

Sara O. Durán dijo...

Es muy triste, pero de una hermosura poética muy digna de celebrarse.
Un fuerte abrazo y felicidades que hoy es tu día. Cuando vengas a casa te enteras por qué.

Carmen Estany dijo...

Por desgracia hay muchas Mimis en el mundo.Personas a las cuales la vida les ha maltratado y se ha ensañado con ellas.Por lo visto ella tiene un buen recuerdo de su infancia y quiere volver a sus orígenes.Muere en paz, con la esperanza de reencontrarse con sus seres queridos.
Un triste relato que nos hace reflexionar sobre las penas que sufren muchos seres humanos sin ser culpables.
Un abrazo Mariarosa

PEPE LASALA dijo...

Al final el refugio siempre está en el hogar. Muy bien escrito María Rosa. Me despido ya de ti hasta Septiembre.Un fuerte abrazo y Feliz Verano.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Un intenso y entrañable relato...Cuando el dolor acosa buscamos el cobijo del hogar y de la madre, que siempre nos recibe...Sentimos los límites y ese final que se acerca y nos duele su humanidad y su búsqueda...Muy bueno, María Rosa.
Mi felicitación y mi abrazo por tu destreza y maestría con las letras.

Lujan Fraix dijo...

Qué buena debe ser esa paz cuando el dolor se vuelve bálsamo, y el final es solamente una circunstancia.
Hermoso relato, lírico y mágico.
Un beso querida Maria Rosa.

Diego Sánchez dijo...

Maravilloso relato.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Entrar en la ruta del descanso a tanto sufrir. Un abrazo. carlos

Gracias por pasar....

Cada palabra es el eslabón de un rosario que va enlazando cuentos y poemas, historias que alguna vez imaginé, que me han contado o que escuché el un micro de viaje y hoy nacen para ustedes.
Gracias por acompañarme en esta dicha de escribir.

María Rosa