lunes

Poemas



Quimera

Quise leer y no conocía las letras
reír y mi lengua estaba muda.
Reconocerte  entre la gente no podía
estaba ciega y era primavera.


Casi un suspiro

¡Basta ya!
Quiero silencio,
me aturden las voces
que no dicen nada.
Solo un pájaro lejano,
me salva de la venerable tristeza,
es un trino dulce, casi de miel,
que acompaña  este  día
como un beso,
como una caricia.
Llega suave,
casi un suspiro.

Una hoja.

Un manto celeste
cubre el agua  del río.
Una hoja,  en círculos
cae hasta mis manos,
me acaricia y se aleja,
navegando en el cauce;
como un barco,
sin rumbo se va.





16 comentarios:

Bertha dijo...

Preciosos cachos que conforman una palabra " naturaleza", gracias a ella tiene sentido vivir y disfrutar de todos nuestros sentidos.

Me quedo con esa frase que esta al margen del blog de Leo Tolstoi.Solo la sensibilidad le da sentido a nuestra vida.

Un abrazo Mª Rosa.

Rafael dijo...

Bendita primavera la que destilan tus versos.
Un abrazo.

TIGUAZ dijo...

En ocasiones la ausencia , esa ausencia que todo cubre y no dice nada nos impide hasta dejar hablar el corazón. Como siempre, es una delicia el leerte, desde Galicia mi cariño.

Guillermo Soto García dijo...

Me hiciste recordar mis viajes a la montaña, mis caminatas y mis poesías.
Saludos

Abuela Ciber dijo...

Nos regalas sentirse que acunamos con afecto
Cariños

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

TRes poemas minivales. El primero, un ejemplo de paradojas. Así es la vida y popr eso nos sorprende. El segundo un homenaje al silencio; y el tercero, un ejemplo de la xderiva, en esa hoja que naufraga. MI abrazo. Carlos

Carmen Silza dijo...

Hola María Rosa, nos regalas con este poema una hermosa primavera, he sentido estar ahí, y has evocado en mi hermosos recuerdos.
Me llevo tu blog, a mi nuevo blog, para seguir tus poemas.
Un placer volver a leerte.
Un fuerte abrazo.
Feliz día.

Mª Jesús Muñoz dijo...

María Rosa, tu poema nos deja el mensaje de ese pájaro, que alza su trino por encima del murmullo de la gente...Y la caricia de esa hoja que cae en nuestras manos. La naturaleza nos acuna siempre y nos deja mensajes de amor, amiga...Me encantó por su sencillez y claridad.
Mi abrazo y mi cariño siempre.
M.Jesús

Elda dijo...

Suaves como un suspiro, soñadores como una quimera y delicados como una hoja son todos los versos que componen las tres sensaciones.
Precioso, me ha encantado M. Rosa
Un abrazo.

Diego Sánchez dijo...

Encantador poema.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Marina-Emer dijo...

Preciosos tus versos ...ha sido un placer verte en mi blog ...gracias amiga
besos

Ernesto. dijo...

Preciosas palabras en todos ellos. Delicados y naturales. Transportan a esos instantes...

Un abrazo, Mariarosa.

ReltiH dijo...

POEMAS MUY BACANOS. ME TRAMAN!!
ABRAZOS

La Dame Masquée dijo...

Bellos versos nostálgicos los que nos regala intercalados con sus relatos. Muy evocadores.

Feliz tarde

Bisous

AMBAR dijo...

Preciosos, profundos, nostálgicos y bellos.
No los había visto, bloger anda loco, ni veo lo vuestro y es posible que no se vea lo mío.
Un abrazo y sigo repasando hasta llegar al más reciente.
Ambar

María Socorro Luis dijo...


No había podido entrar antes.

Me encanta este precioso tríptico, como tres latidos o pinceladas de primavera.

Enhorabuena. Abrazo

Retazos.

Nací en un barrio-campo, entre el verde de la alfalfa y calles de tierra, con mariposas mañaneras y luciérnagas nocturnas, dond...