sábado

Sucedió en París





En la vida hay amores 
Que nunca pueden olvidarse 
Imborrables momentos 
Que siempre guarda el corazón 
Pero aquello que un día 
Nos hizo temblar de alegría 
Es mentira que hoy pueda olvidarse 
Con un nuevo amor
“Inolvidable” Letra y música de: Armando Manzanero.


La colección otoño-invierno venia con dificultades, faltaban ideas, sobraban discusiones  y Monsieur  Pierre decidió que Camila  debía  viajar a París. Confiaba en su buen gusto  para adquirir los moldes originales de los últimos desfiles de alta costura.

Paulo trabajaba en la sección ventas de una importante casa de modas parisina y hablaba a la perfección el castellano, le encomendaron la tarea de asesorar   a Camila que  apenas se defendía con el idioma francés.

La invitó a almorzar y a recorrer París. Caminaron ateridos de frío, bajo la primera nieve de aquel diciembre, el frío calaba los huesos a pesar del abrigo, del gorro y los guantes.  Entraron a un bar y el tiempo pasó rápido. Tras los cristales la nieve volaba en círculos, se elevaba sobre los árboles desnudos y cubría las veredas donde los transeúntes eran fantasmas cruzando una ciudad helada.

Y llegaron otros almuerzos, otras noches y los días se fueron enredando entre paseos por  callecitas dormidas, entre sueños y tardes en algún bar; bebiendo café y discutiendo sobre los nuevos diseñadores, sobre la vida y el amor.

Y se descubrieron. Y la pasión brotó entre ellos sin preámbulos, con la simpleza de la verdad. Eran la primavera en pleno invierno. Los unían los mismos sueños y los alejaba un océano enorme.

Y debieron separarse y París perdió su luz y el frío congeló las lágrimas que se convirtieron en cristales huecos y el miedo a la soledad se levantó ante ellos, como  un enemigo al que no lograban vencer. Juraron no olvidar, guardar lo vivido como un tiempo único de felicidad que no volvería a repetirse,  sin correos, ni llamadas, para no reabrir  heridas, pero el amor vivo en el corazón.

Buenos Aires  recibió a Camila con un abrazo cálido y colorido de acacias y seíbos en flor, pero ella vivía muda, rodeada de maniquíes y vestidos de seda, nada era bastante nítido ni armónico ni autentico  para su tristeza.

Y pasaron las colecciones. El invierno llegó con la misma opresión de cada junio, y al bajar cada día por Juncal rumbo a Retiro; el viento que llegaba del río de La Plata, la transportaba a otro abrazo, a otra ciudad helada.

Por eso no le asombró que al cruzar Esmeralda lo viera frente a ella, con la misma sonrisa y la bufanda roja que ella le había regalado y comprendió que no era una ilusión, era real como el abrazo y el beso del encuentro. Y Buenos Aires dejo de ser gris; ellos eran el color, eran  esos amores  que no pueden olvidarse.

22 comentarios:

Maria Rosa dijo...


Hoy deje el misterio por una fantasía romántica, espero les guste el cambio.

mariarosa

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Pero un encuentro tan intenso y un viaje para un nuevo encuentro casi que tiene su misterio.
Buen relato. Paris, Buenos Aires, dos ciudades que son ambito adecuado para el romance.
Me gustó.

Mª Jesús Muñoz dijo...

María Rosa tu relato me ha emocionado, es una preciosidad...Pude palpar la nieve, la belleza del sentimiento que brota espontáneo y ligero, la tristeza de la separación, los días en soledad y ese encuentro glorioso y merecido para ambos, que reafirmaba la autenticidad del amor...Mi felicitación y mi abrazo de luz por este regalo de domingo,amiga.(a nuestra amiga M.del Carmen le va a encantar, ya verás...)
M.Jesús

maria del carmen nazer dijo...

Gracias por este relato de amores que nunca mueren, de finales felices ,
de ese París que "es una fiesta" y todo quisiéramos conocer.
Lo tomo como un regalo de domingo , luminoso y alegre.
Me encantó !
ja ja ja! mirá como me conoce María Jesús .Mi corazón brinca y acaricia
la alegría.
Bello domingo María Rosa !
Besos fascinados .

PieL dijo...

Precioso relato María Rosa
te aseguro que el final es tan hermoso, simple y hermoso que emociona

dejar morir un amor por la distancia es matar lo bello .. y morir pensando lo que había podído ser .. en el riesgo está el triunfo

Gracias por esta belleza !!

Muy buen domingo que sea así de hermoso y repleto de colores

Mari-Pi-R dijo...

Que bien escribes!, me da gusto pasar por tu rincón.
Hay amores de los que uno no olvida aunque uno se vuelva a enamorar, pero siempre hay alguno que te marca y sigue vivo.
Un abrazo.

Diana de Méridor dijo...

Hermoso viaje el que hemos dado hoy con usted, desde una ciudad que conozco bien a otra que me gustaría conocer.

Feliz tarde

Bisous

Mirella S. dijo...

Una de las cosas que me gusta de tus textos, es la versatilidad. Ahora le tocó el turno al mundo de la alta costura y al romance, contado con naturalidad y sencillez, con algunas pinceladas poéticas.
¡Muy bueno, Mariarosa!
Abrazos.

Antorelo dijo...

Me ha gustado el final que le has dado a este relato. Siempre es un placer leerte, nunca defraudas. Un abrazo

Pluma Roja dijo...

Buen relato, no me esperaba el final que le diste. Acostumbrada a tus finales, esperaba algo diferente y me has sorprendido.

Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Que romantico !!!!!Gracias
Pase a visitarte y desearte que esta semana disfrutes plenamente a los que amas

Cariños

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

No podría haber sido otro el desenlace... el amor todo lo puede.

Un abrazo.

Abril Sampere dijo...

María Rosa que relato hermoso, y con un final totalmente inesperado. Besitos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

A pesar de ser un cuento, uno lo siente como un poema narrativo. ES que más puede el amor, y la capacidad lírica de tu pluma. UN abrazo. Carlos

Boris Estebitan dijo...

Un amor de esos que inspiran, romántico.

Franziska dijo...

A mi me gusta mucho todo lo que escribes por eso acudo cuando veo que has publicado. Parecía una historia de amor con final triste pero...se solucionó bien y yo me he quedado muy tranquila viendo que las cosas no eran inevitables sino que tenían un sentido final. Un abrazo. Franziska

Joaquín Galán dijo...

El sueño de cualquiera,el reencuentro con quien un día amó y nunca pudo olvidar.
Muy romántico y con dos marcos de ensueño,París Y Buenos Aires nevados.Insuperable.

Un placer María Rosa.

ReltiH dijo...

HERMOSO...!!!!
ABRAZOS

Diego Sánchez dijo...

Y el sitio lo hacen nuestros sentimientos, bonito o feo.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Romántico a más no poder, me encanta María Rosa. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

María Socorro Luis dijo...

Con la sencillez de lo real y cotidiano. Besosmuchos

TIGUAZ dijo...

Tarde por distintas circunstancias, hermoso como siempre. Un abrazo

La foto.

La única vez que vi la imagen tendría unos siete años y me conmovió su crudeza. Entré en un mundo ajeno del que no comprendía el si...