lunes

A orillas del lago.

Lago Lacar. Prov de Neuquen.





De pie frente al ventanal Valeria observa la nieve, el viento juega con ella formando remolinos, la eleva y la deja caer. Es un paisaje hermoso,  los pinos con sus ramas dobladas por el peso de los copos, y más allá, el lago Lacar, es una seda celeste, lo mira y sonríe recordando la leyenda que Mario le había relatado. “Un cacique indio había sido condenado por sus maldades a navegar  el lago, por siempre sobre un tronco, con nieve o con sol”.

La cabaña guarda en cada rincón, imágenes, recuerdos, al despedirse  juraron encontrarse cada 1º de  agosto en el mismo lugar. Ella cumplió,  él no ha llegado. Ningún aviso  que explique su ausencia, nada, como si lo hubiera tragado la tierra. Valeria  recorre  la casa, observando que todo esté en orden. Sus pensamientos la inquietan,  en el último tiempo, su vida ha sido  como la nieve a merced del viento, vuelos vertiginosos para al fin caer de nuevo.
¿Le habrá sucedido lo mismo a él?
Enciende un cigarrillo. Se sirve una copa de licor, piensa que  debe olvidar y rehacer su vida; sabe que esos argumentos ya los ha meditado muchas veces  y no causan en ella la menor convicción. Sentada en el sillón se duerme, la imaginación la lleva, vuela sobre los campos  blancos y al descender a orillas del lago  el remoto grito de un ave le anuncia que alguien ha llegado a la casa. Corre…
Todo es un sueño y al despertar  sigue sola.
No va a esperar más. Cerrará la casa y regresará a Buenos Aires. El próximo año al llegar agosto volverá, como siempre en los últimos diez  años…


34 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Buenas noches, aqui amaneciendo y esperando una nueva jornada.

La espera siempre desespera y nos hace pensar un sin fin de cosas...

Gracias por compartir tus letras.

Un abrazo.

TIGUAZ dijo...

Siempre es bonito lo que escribes, si cerramos los ojos y nos situamos a orillas de ese lago, mucho más. Mi aplauso enredado en la admiración que te profeso.

maria del carmen nazer dijo...

¡Me encantó ! Es un texto muy bonito. Bueno..."el que espera, desespera " dice el refrán . Pero esa espera tuya ya se convirtió en enfermedad. Es muy dolorosa.
Te dejo besos de miel y canela.:)

elisa lichazul dijo...

un lugar donde refugiarse y perderse en los recuerdos y en los silencios
es un buen sitio para escapar de la jauría citadina que nos depelleja a diario, y si es por conmemorar tiempos donde el amor floreció, bien vale la pena volver siempre

abrazos y feliz jornada Mariarosa

Rafael dijo...

Bonito regugio "a orillas de un lago" como el que nos pintas.
Un abrazo.

Marinela dijo...

Esta mujer no perdía la esperanza de al volver a la casa, poder seguir soñando una vez más cada año. En
este cuento dejas las puertas abiertas para entrar en el personaje
y apoderarse de el, ¡Puede sentir tantas cosas, como sentimientos existen!
Un abrazo Maria Rosa.

ReltiH dijo...

MUY NOSTÁLGICO RELATO.
UN ABRAZO

La Dame Masquée dijo...

El lugar se ve tan maravilloso que no me apetecería marcharme de allí. Un lugar hermoso en el que mantener viva una esperanza y una ilusión.

Feliz día del libro

Bisous

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Buen relato y un lugar ideal para esperar ese regreso, que al parecer no se producirá nunca. Pero mantener una cierta esperanza, puede contener una depresión.
Lamento no haberte visitado antes, pero ando ahogada de seguidores.
Con ternura te dejo un beso.
Sor.Cecilia

Julia dijo...

¡Precioso!
Que buen texto, me ha encantado tu reflexión, es un placer leerte.
Un abrazo.

AMBAR dijo...

Hola Maria Rosa.
La espera siempre la espera, el amor es paciente y nunca pierde la esperanza.
Espero perdones lo lenta que voy, después de mis días ausente, paso a visitar tu espacio, leerte y disfrutar de tus letras, dejando mi huella con un abrazo.
Ambar

Luján Fraix dijo...

CUANTOS RECUERDOS QUE LA LLEVAN A ESA ETERNA ESPERA... A MI ME HA PASADO QUE ME QUEDÉ ESPERANDO UN AMOR 8 AÑOS.

BESOS MARIAROSA
EXCELENTE COMO SIEMPRE QUERIDA AMIGA.

CHARO dijo...

Bonito relato aunque con un final triste ya que Valeria se quedó esperando al que nunca llegó.....la soledad seá su compañera.Besotes

Innombrable dijo...

una eterna paciencia. Sin embargo tus letras nos trasportan a esas orillas y nos hace sentir que estamos esperando
saludos
Carlos

Pluma Roja dijo...

Persistente, pero aunque nunca llegue él ella estará feliz de cumplir su promesa.

Romántico relato querida Maria Rosa, vengo tarde porque no se porqué no me aparecen varias publicaciones en mi escritorio.

Besos María Rosa.

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, nos ubicas en un paisaje idílico, de una gran y sugerente belleza. Se pueden percibir los armomas, el cielo azul nítido, el frío de agosto, la atracción de la naturaleza. Y en medio la espera, la fiel e imperturbable espera. Como cantan los versos de Pablo Neruda en el Poema 20: Es tan corto el amor, y tan largo el olvido.
Gracias por compartir y por permitirme regresar de nuevo a ese paraje inconmensurable de Neuquen.
Un abrazo

disancor dijo...

...y a pesar que la visita nunca llegará, ella volverá cada primero de agosto. y como siempre esperará con el corazón lleno de esperanza.
Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Diez años y sigue volviendo...

Quedan brasas en su corazón.

Besos.

Omar enletrasarte dijo...

con mucha melancolía, pero muy bueno
saludos

Anónimo dijo...

Linda historia, Maria Rosa,...Pienso que Valeria sabe que no se hará presente,...pero el ser humano vive de recuerdos, y son esos recuerdos los que avivan el deseo de verlo.Aún hay algunas brasas de aquel amor. Ironía del destino:él se lo pierde.Ocurre más a menudo de lo que se pueda imaginar.Gracias por compartir.ELCRUZADO

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, María Rosa:

La esperanza nunca muere, tal vez algún día se cumpla la cita... ¿Será él, el cacique de la leyenda?

Un abrazo.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Mercedes Pajarón dijo...

La esperanza, como el amor, es un sentimiento irracional...¿Quién no actuaría como Valeria?

Con una historia tan bella consigues que todo tenga sentido.

Feliz fin de semana.

elisa lichazul dijo...

Feliz fin de semana
besitos

La Gata Coqueta dijo...




A veces puedo estar distante
pero nunca ausente,
puedo no escribirte,
pero jamás olvidarte...
y cuando me necesites, puedo
no estar cerca, pero jamás abandonarte...
porque estas en mi corazón!!

Hoy me encuentro celebrando,
el 5º aniversario del nacimiento
del blog de La gata coqueta
y sin pararme a pensar
en mi torpe atrevimiento...
...al pasar sin avisar,
para entregarte la invitación a la celebración,
que de mano me harías sentir muy feliz brindando a mi lado.

¡¡Gracias por asistir a la que desde siempre ha sido tu casa!!

Un abrazo desde el ❤ y con el ❤
Feliz domingo!!

Atte.
María Del Carmen




Soñadora dijo...

Dicen que la espera desespera, pero es difícil a veces perder la esperanza.
Me acabo de dar un paseo por tus últimos relatos, gracias!

Un abrazo,

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias Por tu comentario,no creo que sea cosa de ponernos al día, sino que se nos facilite mejor acceso a las nuevos medios de comunicación.
Un día sin querer, trasteando en mi ordenador, me puse en Google, inmediatamente llegaron a mi correo de gmail-que es el que vienen las personas a pedirme ayuda y oración-se llenó la bandeja con más de 3000 correos de Google, y claro se mezclaban con las personas que me pedían ayuda.Los eliminaba de 50 en 50, para no borrar los de las personas que me necesitaban. Cuando los había borrado todos, !Zas! ya tenía otros 700 de un plumazo. Tuve que ir al Informático que me quitara ese enlace y quedé descansada. Yo no pedí que me mandarán sus entradas a mi correo.
! ufff!!ni te imaginas lo que es llegar a tantos, quedo agotada.
Mil besos de ternura.
Sor.Cecilia

TriniReina dijo...

Y creo que seguirá volviendo hasta el fin de sus agosto.
Para algunos el olvido es fácil y, en cambio para otros...

Abrazos

Antorelo dijo...

Si perdemos la esperanza, nada nos queda. Me encanta cómo escribes.
Un abrazo

elisa lichazul dijo...

gracias por tu huella MAriarosa
estamos conmocionados por la noticia de la Secta de Antares y su horrible desenlace

abrazos

Susana Jiménez dijo...

A veces es necesario recoger los pasos y no volver atrás. debe ser duro recordar y recordar sola.
Conmovedor relato.
Un abrazo fuerte

Mirella S. dijo...

Someterse a la espera, a pesar de lo que muestra la realidad, es algo muy femenino.
Lo transmitiste muy bien.
Un abrazo

Netomancia dijo...

Más vale esperar en vano que ignorar si ha ido o no. A veces, el sufrir es mejor si se sufre con razón.
Saludos doña Mariarosa!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Seguirá yendo...un abrazo. Carlos

Gracias por pasar....

Cada palabra es el eslabón de un rosario que va enlazando cuentos y poemas, historias que alguna vez imaginé, que me han contado o que escuché el un micro de viaje y hoy nacen para ustedes.
Gracias por acompañarme en esta dicha de escribir.

María Rosa