lunes

El señor se fue sin pagar.




Venias de un mundo diferente en que lo único importante es el dinero y la marca de la ropa.
Te acercaste  con audacia. Me deslumbraste.
Pero no me entendiste, no era tu manera de vivir lo que buscaba, ni tu lujo hueco.  Eras vos.
Hasta que te fui conociendo.
El respeto  no figuraba en tu bitácora de vida. El tema era vivir  el amor y el placer,  disfrutar  la historia como fuera.  Eludiendo compromisos,  gozando  sin ataduras.
¿Total,  cuánto podía durar?  Lo que fuera, hasta que el hastío o el cansancio  ganaran la partida.
Me asombró tu desparpajo, para vos el amor trampa era natural, las mujeres casadas no estaban prohibidas,  ni las de tus mejores amigos.  Lo hablabas  sin temor de parecer un mal tipo.  Por tus infidencias expresadas con total naturalidad,  comprendí que no era la única en tu vida.  Me replegué, yo no quería vivir así  y tomé una decisión.
Nos encontramos en la confitería de siempre y sacando fuerzas no sé de dónde, te dije que no me interesaba seguir nuestra relación. Te asombraste.
A mí nadie me desprecia, dijiste. Un rictus brutal cortó tu sonrisa, te transformaste, tu boca fue una línea fría igual que tu mirada, crispaste los puños y te abalanzaste sobre mí, el  miedo me encendió. Me puse de pie de un saltó, fui  a la barra y pedí al encargado, que   solicitara  un taxi y me quedé allí.  Ver la mesa vacía, me tranquilizó, te habías ido. El mozo había visto la escena y me dijo por lo bajo:
—El señor se fue sin pagar.
Pagué y Salí. La calle cubierta de hojas y el frío de un invierno incipiente me abrazaron en mi tristeza. Caminé sin noción, hasta que me encontré  perdida frente a una plaza. Me senté en un banco y lloré, lloré hasta quedar seca, vacía.

Hoy después de cinco años, me enteré que estás internado en el Clínicas. Un marido celoso te baleó,  me dijeron, que estás grave.
No sentí pena.
Esta  vez, no te fuiste sin pagar.


36 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Magnífico relato, madame. Muy bien traído. Al final nadie se va sin pagar. Hay caminos que solo pueden terminar abruptamente.

Feliz semana

Bisous

AMBAR dijo...

Buenas tardes Maríarosa.
Quien no respeta ni segana el respeto, aprecio ni afecto de nadie, el que mal anda mal acaba, una cosa es cierta, cada uno paga sus deudas de una forma o de otra.
Muy bien describes una de las tristes realidades de la vida, y yo, también digo que PENA, que se den cuenta cuando ya es tarde.
Un abrazo
Ambar.

Lichazul dijo...

muy buen trabajo Maríarosa, pasa y casi radiográfico con la realidad

nuestra cultura de consumismo y egoísmos desarrollan actitudes sociales mezquinas consecuencia del exitismo arbitrario que el sistema político-capitalista nos impone

besitos y feliz semana

menteinvisible dijo...

la historia es como la vida.
¿pero que coño hacia la protagonista de la historia con un energumeno.?
¿acaso no lo vió venir?,,le deslumbro,¿por que deslumbran tipos cómo esos?

la protagonista,tambien se merece un balazo oxidado.
la deuda no esta saldada.

Belén R. dijo...

Qué bueno!.
Es como una fábula de la vida misma.
Te puedes escabullir de tus acciones una y otra vez, pero al final tienes que pagar un precio.
Y es que siempre se ha dihco que la vida, antes o después, coloca a cada uno en su lugar.
Un beso.

andré de ártabro dijo...

Es una pena cuando el amor se convierte en objeto utilitario, o lo que es peor aún cuando solo eres utilizado.
En el momento de hacer el amor cuando menos saber que no haces daño y que esa persona en ese momento de tu vida es el adecuado.
Maríarosa tu entrada llena de filosofía de vida y lleva una hermosa enseñanza.
¡Felicidades por ello!.
Besos.

disancor dijo...

No, del marido celoso no se fue sin pagar. Triste en la vida, excelente relato en la ficción.
Un beso.

Antorelo dijo...

Excelente relato Mariarosa del que se pueden extraer muchas reflexiones.
Un abrazo

Felicidad Batista dijo...

Mariarosa, es un relato audaz, con fuerza que remarca la determinación y coraje de una mujer que decide no ser esclava d eunos sentimientos mal correspondidos.
Reflejas esa escena de dolor, tristeza y soledad cuando la protagonista pone punto y final a su historia.
El pago final, es el elemento sorprendente que nos reservas a tus lectores.
Excelente relato, amiga.
Un gran abrazo

ReltiH dijo...

A TODOS ESOS MAJOS "LES LLEGA SU AGOSTO". FULLL RELATO.
BESOS

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

La protagonista me parece siniestra, tal vez más que el personaje aludido. Refleja odio y parece capaz de mentirles a los lectores. Hasta es capaz que haya delatado al ex.

Bertha dijo...

Estos Casanovas siempre existiran.Siempre o casi siempre acaban pagando un alto precio por sus devanéos.

Muy real cómo la vida mísma!

Me ha encantado y, ella actua como debe ser no riéndole más las gracias.

Un abrazo Mª Rosa.

Norma dijo...

BUENÍSIMO, y, real. Te felicito.
Besos.

Lapislazuli dijo...

Buenisimo!!!
Un abrazo

Sneyder dijo...

Me ha encantado tu relato, invita a la reflexión.

Un cálido abrazo

Mis Daisy dijo...

SE PODRIA DECIR QUE YA TENIA NONMBRE ESA BALA.....
CARIÑOS.

Fibonacci dijo...

Cada quién elige su vida y su destino...el no engañaba a nadie...el problema estaba en quien queria cambiarlo...me ha gustado este relato...un besote preciosa.

salvadorpliego dijo...

Precioso el relato y duro a la vez. Ojalá pagaran los tipos nefastos de esa manera, siempre. Gracias por compartir.

Luján Fraix dijo...

IMPRESIONANTE RELATO, AL FIN TUVO QUE PAGAR, OJALÁ FUERA ASÍ... PORQUE DESGRACIADAMENTE SON LAS MUJERES QUE SIENDO VÍCTIMAS TERMINAN SIN VIDA.

BESOS
EXCELENTE TEXTO COMO SIEMPRE QUERIDA MARIAROSA.

Samuel Rego dijo...

Al final, las facturas nos alcanzan.
Da que pensar el cuento, no creas.

Un beso con crédito

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Con respecto a un comentario anterior: no confundir a Casanova, personaje real, con Don Juan, personaje ficticio.
Casanova era amado por las mujeres y aun las que lo abandonaban lo apreciaban, nunca lo odiaron. Don Juan terminaba siendo odiado por las mujeres abandonadas. A este personaje seguramente queria referirse ese comentario.
La historia está bien escrita.

Mercedes dijo...

Cuando se juega con fuego siempre se quema alguien...

Un abrazo.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Bela história... Espectacular....
Cumprimentos

TORO SALVAJE dijo...

No.
Esa vez cobró de lo lindo.

Besos.

Giancarlo dijo...

un caloroso saluto...ciao

Mabel dijo...

Hola María Rosa, un placer volver a leerte, he estado retirada mucho tiempo y ahora tratando de conectarme de nuevo. Me encantó el relato, sucede en la vida real y cuando se quieren dar cuenta ya es tarde.
Un beso enorme!!!
Mabel

Soñadora dijo...

Muy bueno Mariarosa, la vida siempre encuentra la forma de cobrar, bien dicho!

Besitos,

medianoche dijo...

Hola María Rosa, que buen relato… reluce con intensidad la realidad que vive en el, me encanto, felicidades.

Besos

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

Estupendo
saludos

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un beso.

La abuela frescotona dijo...

muy bueno tu escrito, nos muestra que como dice la canción de moda "todo vuelve"...
saludos querida amiga

Ayelén dijo...

Fascinante y muy fuerte!
Tiempo sin leer una escritura siquiera parecida, fue refrescante.
Besos y felicitaciones!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

ESte relato da fe de la capacidad que tienes para escribir con la plasticidad de la arcilla. En tu pluma, caben todas las miradas del cuento. Este que es una ironía, contado desde la segunda persona (TU), sin ambages, directo y de final mordaz: esta vez no te fuiste sin pagar...Un abrazo. Carlos

Lichazul dijo...

Muchas gracias por tu huella, ten una semana preciosa Maríarosa

abrazo grande

Alma Mateos Taborda dijo...

¡Muy bueno!Un cuento genial. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Quiero creer que sí, que la gente acaba pagando algún día.

Me encantó el final.

Besos, Mª Rosa.

Retazos.

Nací en un barrio-campo, entre el verde de la alfalfa y calles de tierra, con mariposas mañaneras y luciérnagas nocturnas, dond...