miércoles

Noche de brujas.



Los tres amigos soñaban con descubrir misterios, esos, que  por medio de su imaginación los podría convertir  en seres auto proclamados; cazadores nocturnos de brujas.
Apenas diez años y demasiadas  historietas,  donde Thor y su martillo destrozaba a los hombres de piedra de Saturno, ansiaban  encontrar el  bastón mágico que los convirtiera en seres  extraordinarios. Fantaseaban  y se veían como Thor  unidos a los vengadores,  salvadores de la humanidad o  al menos al pueblo en que vivían.
Se habían propuesto  descubrir quién era en realidad la señora Tanata, hacía  un año que vivía en el pueblo y su fastidio con ellos  brotó espontáneamente, sin que le dieran  motivo, los miraba de reojo y con odio y ellos lo habían notado. En un viejo  comic conocieron a una bruja malvada que aborrecía  a los niños, llamada; Circe. La muy malvada los cazaba  y los obligaba a beber con engaños  sus pociones mágicas y los transformaba  en  gatos, estaban  seguros que Tanata era en realidad;  Circe disfrazada de anciana inocente.
Decidieron vigilarla.
Treparon la pared de una casa abandonada, subieron  a la terraza y desde allí el panorama se ampliaba. La calle se veía inmensa, la noche traía aroma de romero y lavanda que la humedad del rocío regalaba en el ambiente. Apenas un farol en cada esquina daba un aire de misterio al que los amigos agregaban su propia  imaginación. Enfrente vivía la causa de sus desvelos: la señora Tanata.
Habían  elegido la noche de un 31 de octubre, en que las brujas salen de sus cuevas y se reúnen para celebrar su día de fiesta.
Pasado un minuto de la medianoche, la puerta de enfrente a su puesto de observación,  se abrió y una densa niebla pareció cubrir la calle y un olor a azufre sobrevoló sobre ellos. Asomó la cabeza de la señora Tanata, que giró hacía ambos lados y al ver la calle solitaria salió en su bicicleta con total tranquilidad. Ese  perfil simple, en apariencia inocente, cambió su realidad al proyectarse  sobre el descascarado  muro de una pared. Allí se  reflejó la sombra de la verdadera  señora Tanata. No se habían equivocado. El terror que la imagen despertó en ellos, provocó un alarido  de espantó  elevándose en la noche,  penetró  en cada casa como un viento despavorido y se coló entre las sábanas,  despertando a los vecinos que salieron a ver,  que había sucedido y  mientras la luna se ocultaba temerosa detrás de una nube, sólo hallaron a  tres pequeños gatos maullando en medio de la calle principal.



23 comentarios:

elisa lichazul dijo...

por sapos (como decimos acá ) les pasa jajaja
mire que andar de asomaos por las tapias ajenas

abrazos y feliz jalogüín!!

CHARO dijo...

Vaya con la vieja Tanata, resultó ser bruja y es que cuando los niños intuyen algo es porque algo hay..........pero pobrecillos, su castigo de maullar y andar a 4 patas es excesivo.
Un cuento espeluznante pero es que la ocasión lo requiere.Besicos

La Dame Masquée dijo...

Madame, qué encantadora forma de celebrar Halloween! Ha hecho usted mis delicias haciéndome regresar a la infancia.

Feliz día

Bisous

TIGUAZ dijo...

Sabes que en nuestra tierra, te pertenece un trozo, a las brujas les decimos "meigas" por lo que de alguna manera no nos sorprenden Hay un dicho muy gallego que dice....HABER AINAS, O CASO E DAR DELAS. ( Haber las hay, el caso es encontrarlas.Cada día sea el tema que toques me sorprendes gratamente. Tendré que regresar a los
cementerios a hacer psicofonías. Desde Galicia mi cariño

MAJECARMU dijo...

Un relato muy bien conseguido,se aproxima el 31 de octubre y la imaginación se desborda en tus letras...Sombras,nieblas,gritos y gatos requieren nuestra atención...sonrío.
Mi felicitación por tu mano maestra y sabia, que nos dirige y nos sorprende.
Mi abrazo grande y mi cariño, amiga.
Feliz noche de brujas.
M.Jesús

TORO SALVAJE dijo...

Mira que te gusta los relatos de miedo eh... jajjajaa.

Besos Tanata, jajajajjajaja

disancor dijo...

Imaginación, niños y brujas, los mejores ingredientes para un buen cuento de miedo y de misterio.
Un beso.

Innombrable dijo...

QUE BUEN CUENTO PARA ESTAS FECHAS... ME HA ENCANTADO... ESA SEÑORA TANATA... DE QUE LAS HAY LAS HAY JAJAJAJA
ENHORABUENA
SALUDOS
CARLOS

Pluma Roja dijo...

Bonito relato apropiado a la fecha.

Felicitaciones María Rosa.

Aída.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que frustración, no pudieron ser como Thor ni unirse a los Vengadores, un deseo muy entendible.
Y creo que tampoco pudieron encontrarse con Circe, porque en los comics tanto como en los mitos, es bellisima.
Creo que el error es considerar que podian tener razón, planteandose que no tenían recursos para defenderse.
Que buena historia.

disancor dijo...

Te deseo un feliz fin de semana.
Un abrazo.

ReltiH dijo...

SE FUE EN SU DÍA.
UN ABRAZO

Marinela dijo...

Brujas, pócimas, encantamientos, gatos y cuervos. Todo entra en tu cuento, como en los que nos narraban de pequeños y nos hacían temblar al ir para la cama.

Feliz fin de semana con salud y besos.

Marinela

Luján Fraix dijo...

Ay...Buenísimo el relato Mariarosa.
La bruja, no existen pero que las hay las hay, qué fascinante historia. Y luego los tres inocentes gatitos, eso le pasa por curiosos no?.
Un beso

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

No hay que creer en brujas, pero que las hay... las hay.

Un abrazo.

Rosi dijo...

Me encantan los cuentos de brujas y tú me has deleitado con éste.
Muy ingenioso, Mariarosa.
Un cariñoso y fuerte abrazo.
Rosi

Fabián dijo...

Que decirte que no te haya dicho ya...
Eres para mi un ser que escribe de maravillas, serias como el Gardel argentino...
Qué talento, cuánta creatividad!!!
Demás esta decirte que eres una de mis favoritos...te abrazo.

elisa lichazul dijo...

ten una semana preciosa
abrazos

María Socorro Luis dijo...

Encantador relato que nos lleva a la edad de la aventura y de la fantasía.

Abrazodemedianoche.

Taty Cascada dijo...

Y los tres chicos encontraron en Tanata a Circe, y por descubrirla los convirtieron en gatos. Pobrecillos...Relato muy apropiado para Halloween.
Abrazos querida María Rosa.

Belén Rodríguez Cano dijo...

He disfrutado mucho de tu fantástico relato.
Pobres peques!. Ahora a maullar cada noche hasta que se revierta el sortilegio...
Besitos.

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, enigmático y misterioso cuento para la noche del 31 de octubre. Que se resuelve con un final a la altura del relato.
Noche de brujas que se seduce la curiosidad del lector hasta escuchar el maullido de los tres gatos.
Amiga, la ambientación sugerente y la historia que atrapa.
Llego tarde a la noche encantada -por complicadas circunstancias familiares- pero a tiempo de leer un buen relato.
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

ESo de los tres gatos al final, genial. Un abrazo. carlos

Una abuela especial.

Pintura de Jorge Frasca, argentino, pintor contemporáneo. Miraba a su abuela, ir y venir por el patio de tierra y dándole de co...