domingo, 3 de febrero de 2013

Tiempo de baldíos.





Dedicado a mi padre, a sus historias que las conozco como si las hubiera vivido.




No hay serenatas en mi barrio
como aquellas que mi viejo me contaba,
con violas entonando valsecitos
y la percanta asomada en la ventana.
Todo aquello pasó, hoy sólo  queda
algún jirón de luna en unos ojos
o el eco de una guitarra anochecida
en el recuerdo memorioso de unos pocos.
Qué fue de aquel arrabal mistongo
con el cielo habitando los baldíos.
Tiempo de malevos cuchilleros, compadritos,
caminadores de costado y orilleros.
Alguna vereda queda por Palermo
que guarda el  rumor de aquellas voces
resistiendo al tiempo, chamuyando historias
que me llegan en susurro y a lo lejos.
Mientras quede en Buenos Aires
un silbido de tango,
un aroma a café,
un color de glicinas asomando de una tapia
y un bailongo para amantes locos
que se mueven al son del dos por cuatro,
entonces  aquel  Buenos Aires seguirá vivo.
Vivo con faroles o sin ellos,
vivo en cada bandoneón que llora
en cada corralón que ya no existe,
vivo en la memoria, ¡vivo ahora!









38 comentarios:

Rafael dijo...

Tiembo de baldíos y serenatas.
Un abrazo en la noche.

Lichazul dijo...

que bello poema en homenaje a todas las historias que tu padre te contaba

los arrabales son parte de las vidas de muchos que por esta tierra caminamos

abrazos y buena semana

Miquel dijo...

Me has hecho recordar el tango Bahía Blanca, de Carlos di Sarli....salut

Netomancia dijo...

Viviendo se recuerda! Saludos doña Mariarosa!

AMBAR dijo...

Bonitos recuerdos, que mientras se viven parecen no estar o ser importantes, pero cuando ya no están queremos mentenerlos vivos en la memoria, aquellos tiempos eran románticos y bonitos.
Un abrazo.
Ambar

MAJECARMU dijo...

Maria Rosa,gracias por tus palabras,amiga.
Encuentro muy familiar tu post,lo siento,lo vivo y también lo evoco...En España también existían y siguen existiendo esas serenatas en el balcón de la amada o de los seres queridos...Cuando llega el mes de mayo,grupos y rondallas siguen cantando los "mayos" por la noche...Y es una gozada oirles por las calles...
Cuando estuve en Salamanca "los tunos",estudiantes con guitarras y capas, se acercaban a las residencias a "rondar"y cantar a las chicas...¡¡Qué bonito era aquello,amiga...!!
Mi felicitación por este bello poema,donde tu padre está vivo con sus historias y cantos...Gracias por traérnoslo,me ha encantado.
Mi abrazo grande y feliz semana,Maria Rosa.
M.Jesús

Anónimo dijo...

Hermosa evocación de un Buenos Aires de ayer,....que tú, con tu latente prosa conviertes en una figura palpable, sentida y actual. Tu Buenos Aires,...mi Buenos Aires,....
Bellísimo,.....Besos. ELCRUZADO

Mercedes Pajarón dijo...

Un canto nostálgico, hermoso y con tintes optimistas ante ciertas cosas que no mueren jamás.

Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Para letra de un tango, lindo homenaje a tu padre.

Un fuerte abrazo querida María Rosa.

Mariangeles Ibernón Valero dijo...

Entrañable, muy entrañable y nostálgico el relato que acabas de contar.
En España también existió esas serenatas a la luz de la luna, yo no las viví por mi edad, pero tuvo que ser algo muy bonito y especial. Un paseo por las nubes....es una de mis películas favoritas, y la escena de los mariachis cantando bajo el balcón, la mejor.....no me canso de verla.
Un placer visitarte y seguirte en todo momento.
Mi beso....

CHARO dijo...

Has plasmado en tu poema unos recuerdos inolvidables.....se dice que "todo tiempo pasado fue mejor" no sé hasta que punto esto puede ser cierto ya que pienso que todo tiempo vivido es bueno y este presente es el que recordaremos en el futuro.Besotes

enletrasarte (omar) dijo...

una preciosidad, y tan nostálgica como un tango
saludos

MAGAH dijo...

Hace poquitos días mi amiga Cecy vino a comer a casa, esa era la excusa, la razón de vernos era charlar y regalarnos el oído y un rato de nuestro tiempo. Y ella me contó tanto del tango, de su profesor, de su hijo que la llevó de la mano a este 2x4 que tanto la apasiona...de sus zapatos de tango y de sus horas bailando...

...será entonces

Precioso poema

beso

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Una maravilla de Poesía de dedicación a tu Padre. Recuerdos que siempre estarán presentes en nuestra vida.
Me ha encantado esta entrada tan dulce y tierna.
Abrazos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Rosa María:

Siempre habrá un loco enamorado que intente conservar esa costumbre y lleve una serenata bajo algún viejo balcón.

Bonito y emotivo poema a tus recuerdos.

Un abrazo.

Marinela dijo...

Los padres siempre dejan su huella

Un abrazo Maria Rosa por tu bella poesía.
Marinela

Lapislazuli dijo...

Todo añoranzas
Excelente
Abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Precioso homenaje.
Me ha gustado muchísimo.

Besos.

La Dame Masquée dijo...

Qué bonito! Me habla del Buenos Aires que yo quiero conocer. Espero que la ciudad conserve ese sabor, que aún pueda encontrarlo en algunos rinconcitos el día en que vaya a verlo.

Feliz día

Bisous

Antorelo dijo...

¡Qué preciosidad has escrito! Me encantaría ir alguna vez a Buenos Aires! Es una ciudad que me fascina.
Un abrazo

Luján Fraix dijo...

HOLA MARIAROSA
GRACIAS POR VENIR A TOMAR EL TÉ Y POR TUS LINDÍSIMAS PALABRAS EN MI BLOG. HAY QUE ASUMIR LA EDAD Y VIVIR LAS DIFERENTES ETAPAS CON ALEGRÍA... COSA QUE YO MUCHO NO PUEDO HACER.

UN BESITO

PD BUENOS AIRES MAGICO, QUE BONITO POEMA!!! MUY ARGENTINO.

TIENES RAZÓN TENGO MUCHA TRISTEZA EN EL ALMA.

Felicidad Batista dijo...

María Rosa, gracias por compartir este bello homenaje a tu padre porque nos has traído en el galopar de tus versos un mundo hermoso. Hasrscatado imágenes, sensacion, emociones que aún laten.
Un evocador y nostálgico Buenos Aires enredado en sus aromas, en sus sonidos envolventes, en sus pasos danzarines...
Un precioso poema que he releído para disfrutarlo doblemente. Viajar en tus versos a esa ciudad porteña que tanto quiero.
Me ha encantado tu poema.
Es magnífico.
Un abrazo

ReltiH dijo...

MUY NOSTÁLGICA DEDICATORIA.
BESOS

Adriana Alba dijo...

Gracias por tu visita Mariarosa, tu poema es una caricia musical para tu padre y para todos nosotros.
Me encanta el tango.
Como decìa nuestra querida Tita Merello..."Nacì para ser milonga, asì por la vida voy..."

Besos.

teresa dijo...

Maria Rosa, me alegro mucho volver a visitarte despues de mucho tiempo.
He estado de descanso, pues lo necesitaba.
Tiene que ser gratificante tener en el recuerdo la vida de tu padre, yo no he tenido esa suerte.
El poema lo narras de forma genial.
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Lola dijo...

Los bellos recuerdos siempre evocan bellas palabras.

Gracias por tu visita, me encantó conocerte.

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Bellisimo homenaje a tu señor padre en estas lineas colmadas de nostalgias y sentires.

Cariños

Susana Jiménez dijo...

Vuelves a vivir aquellos momentos al revivir recuerdos... aunque solo tengas el ahora.
Un gusto leerte

disancor dijo...

Hermosa entrada.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Hermoso homenaje a alguien tan especial como un padre.
Los recuerdos hacen que el pasado esté siempre presente en nosotros.
Un abrazo.

Lichazul dijo...

gracias por tu huella , ten un espectacular fin de semana
besitos

Cristina dijo...

Que maravilla!
Mi querida Rosa estoy poniendo al día la lectura luego de un breve descanso, siempre es un placer leerte.
Te deseo un hermoso fin de semana, abrazos infinitos!

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias por acariciar nuestra alma con la belleza de tus versos. Muchos besinos de esta amiga que te desea con inmenso cariño feliz fin de semana dulce poetisa.

ADELFA MARTIN dijo...

Qeu hermosura omo me llega al alma..pues tambien yo fui fanàtica de las historias de mi padre que jamas me importò ecucchar repetidas..era tan bueno contando..y lo mejor de su propia vida ...


un cordial saludo

Rayén dijo...

Unos versos con aroma a café y al inmortal ritmo del tango.
Siempre es grato venir a leerte.
Un besito, amiga.

Cecy dijo...

Las historias contadas por los padres, merecen un homenaje.
Y tu le has brindado, el mejor, porque el tango es el corazón de Buenos Aires.

Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

DE los mejores poemas que te leo. Hermosa nostalgia. UN tiempo que se quedó en las casas historiadas, en los bares que aún perviven contra la modernidad.
UN abrazo grande. carlos

TriniReina dijo...

En la memoria queda la esencia de aquello que fue e incluso de aquello que nos contaron...

Muy hermoso

Saludos

Gracias por pasar....

Cada palabra es el eslabón de un rosario que va enlazando cuentos y poemas, historias que alguna vez imaginé y hoy nacen para ustedes.
Gracias por acompañarme en esta dicha de escribir.

María Rosa